La CIG alerta de que algunos colegios han dado "pizzas" y "bocadillos" a los alumnos, por carencias en el comedor

Actualizado 20/09/2018 16:56:43 CET
Colegio, escuela, primaria, infantil, niño, niña, niños, comedor escolar
EUROPA PRESS - Archivo

   El sindicato reclama a la Consellería de Educación que vele por el cumplimiento del contrato ante "las deficiencias" de las que responsabiliza a la concesionaria Gescor

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El sindicato CIG ha denunciado que en una veintena de comedores de centros escolares gallegos, gestionados por la empresa Gescor, se han producido problemas con el suministro de la comida, hasta el punto de que en alguno de ellos se tuvo que comprar "empanadas, pizzas y bocadillos".

   Así lo ha puesto de manifiesto en un comunicado en el que la central sindical gallega denuncia que las deficiencias son responsabilidad de la empresa concesionaria, la salmantina Gescor, que ya había sido sancionada en 2017 con 17.000 euros por incumplimiento de contrato.

   Entre las deficiencias denuncias, la CIG apunta a la ausencia en los comedores de los alimentos elaborados o de las materias primas, del menaje, el frigorífico o el lavavajillas, y también carencias en el reparto, el pago a proveedores o del personal cuidador.

   En este contexto, el sindicato exige a la Consellería de Educación que vele por el cumplimiento de los contratos y propone que se haga cargo directamente de la gestión de los comedores.

PIZZA, EMPANADAS Y BOCADILLOS

   En concreto, la CIG se ha referido a la situación del CEIP Celso Emilio Ferreiro en A Silva, en Cerceda, que elabora la comida para un total de 340 niños de cinco centros de la comarca de Bergantiños y que este miércoles "no recibió comida".

   Ante esto, los centros escolares, según la CIG, optaron por "comprar por su cuenta empanadas, pizzas y bocadillos para darle al alumnado".

   También la "misma situación insostenible" se ha repetido en Lugo, con "problemas en el suministro de alimentos desde que comenzó el curso".

   La CIG cita el IES Fonmiñá de A Pastoriza, que elabora comida para el IES Enrique Muruais de A Pontenova, y en el que afirma que "solo tienen materias primas para elaborar un plato de comida", lo que ha llevado a la dirección a pedir a la Jefatura Territorial autorización para comprar alimentos básicos, sin que haya recibido contestación.

   En el caso del IES Basanta Silva de Vilalba llevarían "dos días sin recibir nada", además de no haber sido dotados de frigorífico, y tener carencias en el personal cuidador.

   Además, en otros centros, se han recibido indicaciones por parte de la Jefatura Territorial de que "compren por su cuenta pan", como en el IES de Becerreá.

   "La situación es también igual de esperpéntica en el CPI Uxío Novoneyra de Pedrafita, en el IES Lamas das Quendas y de Val do Asma en Chantanda, en donde también se detectaron falta de platos y material desde comienzos del curso", agrega la central sindical.

QUEJAS EN LAS CAFETERÍAS

   En paralelo a la situación de los comedores, la CIG ha denunciado que el inicio del curso también ha traído deficiencias en las cafeterías escolares, debido a la concesión en un concurso centralizado y que, al no estar cerrado, "impide que se puedan abrir estos establecimientos".

   "La Consellería tiene que resolver esta cuestión cuanto antes para no perjudicar más económicamente a estas personas y al funcionamiento habitual de los centros", ha concluido.

Para leer más