Actualizado 04/03/2014 21:15

Currás mantiene a los ediles imputados por prevaricación tras reunirse con Feijóo

Alberto Núñez Feijóo y Ángel Currás
Alberto Núñez Feijóo y Ángel Currás - XOÁN CRESPO/XUNTA

El líder del PPdeG escuchó las "impresiones" del alcalde compostelano, quien remarcó ante su jefe de filas que "no es un caso de corrupción"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Santiago, Ángel Currás (PP), defendió este martes la continuidad de los siete ediles compostelanos imputados por prevaricación tras autorizar el pago de la defensa del concejal de Deportes, Adrián Varela, a su vez imputado en la Operación Pokémon, después de mantener hoy una reunión con el presidente de la Xunta y su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, en la capital gallega.

   En concreto, Currás defendió que los siete ediles, para los que la Fiscalía pide nueve años de inhabilitación, "deben seguir trabajando" en el Ayuntamiento y "colaborando en el día a día para resolver los problemas" de la ciudad "mientras no haya una sentencia" que dictamine que no son culpables, una "impresión" que le ha trasladado a Feijóo.

   Fuentes populares consultadas por Europa Press han ratificado que el presidente gallego y Currás se vieron en persona esta mañana, un día después de que el juzgado de instrucción número 1 de Santiago notificase el auto de apertura del juicio oral contra los siete concejales, lo que supone un paso más en un procedimiento que podría conducir finalmente a los ediles al banquillo de los acusados.

   En esta coyuntura, el alcalde de Santiago se ha reafirmado en público en su defensa de la decisión adoptada en una junta de gobierno en la que él no participó, pero en la que los ediles estaban "asistidos" por un secretario y un interventor" y contaban con "un informe del asesor jurídico".

   Asimismo, ha ratificado que trasladó sus "impresiones" a Núñez Feijóo, aunque ha preferido reservarse para sí la respuesta del presidente, si bien fuentes del entorno del mandatario autonómico han confirmado a Europa Press que lo que hizo fue "escuchar todo" lo que le tenía que decir el regidor.

"NO SE METIÓ LA MANO EN LA CAJA"

   "El alcalde le explicó sus impresiones y que la decisión se adoptó en base a una serie de informes jurídicos y conforme a derecho", han subrayado las mismas fuentes, que también han insistido en que Currás recalcó ante Feijóo que éste "no es un caso de corrupción" y que "no se metió la mano en la caja".

   Ángel Currás también habría defendido que la cuestión a debate se ciñe al ámbito administrativo. Este "intercambio" de opiniones tuvo lugar, según fuentes populares, en un ambiente propio de "una conversación entre dos compañeros de partido", puesto que no hubo ninguna "llamada a capítulo".

EXPEDIENTE DISCIPLINARIO

   Poco después del encuentro con el presidente gallego, Ángel Currás se desplazó al acto conmemorativo del 125 aniversario del nacimiento de Francisco Asorey, donde defendió en público que no destituirá a sus ediles e incluso manifestó --tras ser preguntado al respecto-- su convicción de que el PPdeG debería hacer una excepción en la aplicación de su código ético en este caso.

   En cualquier caso, lo cierto es que Feijóo ha ceñido por el momento su compromiso público de solicitar dimisiones a cargos de su partido o de la Xunta ligados a supuestos comportamientos irregulares a la existencia de medidas cautelares. Cuando esto ocurra, ha garantizado que tendrán que dimitir o serán destituidos "sean o no acusados" y "antes de que haya juicio oral", pero no es el caso de los ediles compostelanos.

   Al margen, el PPdeG prevé en sus estatutos abrir un expediente informativo contra cargos con imputaciones judiciales, que se transforma en disciplinario en el caso en que se produzca señalamiento de juicio oral y se resuelve cuando finaliza el procedimiento judicial con la correspondiente sentencia.

   Así, el expediente disciplinario incluye el matiz de que la resolución final tendrá lugar cuando se dicte sentencia o, en su caso, haya un sobreseimiento que ponga fin al procedimiento judicial, con lo que en la situación actual los concejales imputados por prevaricación se podrán mantener en tanto cuenten con el respaldo de los dirigentes del partido.

EL CESE "NO ES COMPETENCIA" DE FEIJÓO

   En el caso de Santiago, ahora el correspondiente juzgado de lo penal tendrá que fijar la fecha del juicio oral y también falta la resolución de la Audiencia Provincial sobre el recurso presentado por los siete concejales.

   Precisamente, fuentes del PPdeG consultadas por Europa Press han rechazado cualquier movimiento antes de que se resuelva este recurso, toda vez que entienden que la decisión de los ediles, pese a los argumentos de la jueza y de la fiscala, está avalada. La portavoz del partido, Paula Prado, aludió, de hecho, la pasada semana a una "interpretación divergente" entre la jueza y el secretario municipal.

   Además, han enfatizado que el "cese" de los ediles, en cualquier caso,  "no es competencia" del presidente gallego, dando a entender que es el regidor el que debe asumir la responsabilidad sobre el grupo municipal. Éste, por su parte, ya ha anticipado que no piensa destituirles.

   Mientras tanto, fuentes del ámbito judicial han indicado a Europa Press que "lo lógico" por una cuestión "de plazos" es que la Audiencia Provincial se pronuncie sobre el recurso antes de que se fije la fecha para el juicio oral.

Más información