Detenido en Arteixo el preso de Teixeiro condenado por asesinato que permanecía fugado desde hace un mes

Publicado 27/11/2018 14:31:18CET
- GUARDIA CIVIL

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha detenido este martes en una vivienda de Arteixo (A Coruña) al preso que permanecía fugado desde mediados del mes de octubre del centro penitenciario de Teixeiro, donde cumplía condena por asesinato y al que no regresó tras gozar de un permiso de salida.

   El Área de Investigación de la Guardia Civil de Arteixo, en colaboración con USESIC y Policía Local de la misma localidad, procedieron a su detención en un piso de la calle Reconquista de Arteixo, cuyos aledaños fueron cortados al tráfico de vehículos para el desarrollo del operativo, en el que también fue arrestada la pareja del fugitivo por encubrimiento.

   Según informa el Instituto Armado, ambos pasarán a disposición judicial ante el Juzgado de Instrucción número uno de A Coruña. El hombre permanecía fugado desde el pasado 10 de octubre, cuando no regresó a la cárcel de Teixeiro tras disfrutar de un permiso penitenciario.

   El convicto había sido condenado a 27 años por el asesinato de un joven de 25 años original de Malpica ocurrido el 3 de junio de 2006 en Ponteceso (A Coruña).

   La víctima circulaba a la altura del puente de Pontedona, situado en el límite del citado municipio y Coristanco, acompañado por una joven de 19 años a la que llevaba a casa. En ese momento, otro turismo se le atravesó en la calzada, obligándole a detener el coche que conducía.

   Una vez detenido el vehículo, salieron del otro coche dos encapuchados que amenazaron al joven y a su acompañante con un cuchillo y un arma corta por ambas ventanillas, pidiéndoles todo el dinero que llevaban. Así, uno de los asaltantes efectuó un disparo que alcanzó al joven y le provocó la muerte. Por su parte, la chica no resultó herida.

   Los encapuchados abandonaron el lugar de los hechos sin llevarse ningún botín y el vehículo que utilizaron para interceptar el turismo del fallecido apareció calcinado al día siguiente tras el polideportivo de Agualada, situado a pocos kilómetros del lugar de los hechos.

   Días después del suceso y tras una exhaustiva investigación, fueron detenidas hasta cuatro personas --una de ellas menor de edad-- por su implicación en el crimen. En octubre de 2008, la Audiencia Provincial de A Coruña condenó a tres de ellas a una pena de 27 años de prisión.

   Según declaró el delegado del Gobierno, Javier Losada, días después de su fuga, el preso, que había cumplido ya una cuarta parte de su condena, tenía un "buen comportamiento" en el centro, por lo que disfrutaba de permisos de salida por orden judicial desde el año 2016.