Actualizado 12/03/2015 14:17

Escotet: "En 50 años podremos hablar sobre lo que fue la compra"

Juan Carlos Escotet, vicepresidente de Abanca (segundo por la izquierda)
Juan Carlos Escotet, vicepresidente de Abanca (segundo por la izquierda) - EUROPA PRESS

El vicepresidente de Abanca mantiene la "vocación" de Banesco "de permanecer" en Galicia, algo que cree que el grupo está "demostrando"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El vicepresidente de Abanca y presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet, ha afirmado que "dentro de 50 años" se podrá "hablar" acerca de "lo que ha sido" y "lo que puede ser" la operación por la cual el grupo venezolano adquirió Novagalicia Banco, entidad resultado de la fusión de las cajas de ahorro gallegas.

   Escotet ha hecho estas declaraciones este jueves durante la presentación de un acuerdo de colaboración para promocionar el deporte en Santiago, interpelado por los medios de comunicación por la polémica este miércoles en el Parlamento gallego, donde el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, volvió a defender la venta, frente a las críticas de la oposición, que habló de "pelotazo".

   Ante un auditorio conformado por integrantes de asociaciones deportivas gallegas, el vicepresidente de Abanca ha sido interrogado por periodistas sobre si no opina que supuso marcar "un golazo" el llevarse NCG en la subasta pública por 1.003 millones de euros y ahora, en el primer año de actividad en su nueva etapa, haber logrado beneficios de 1.157 millones de euros.

   "A mí me gusta ver las cosas siempre con la visión puesta en el largo plazo", ha respondido Juan Carlos Escotet, para añadir que "en 50 años, dentro de 50 años, se podrá hablar de justamente lo que ha sido, lo que puede ser esta operación".

   En este sentido, y como ha reiterado ya en varias ocasiones, el máximo responsable de Banesco ha destacado que vinieron a Galicia "con vocación de permanecer", y ha agregado que cree que lo están "demostrando". "Somos un banco gallego y sencillamente permaneceremos como tal, entiendo, con la sociedad, que es nuestra responsabilidad", ha apostillado.

"HEMOS SIDO ESPECIALMENTE CLAROS"

   Previamente, a una primera pregunta sobre las acusaciones que tildan la compraventa como un "ataque al interés público", Escotet se limitó a indicar que Abanca ya dio "cuenta" de sus resultados en una comparecencia pública y a subrayar que entiende que fueron "especialmente claros".

   "La verdad es que estamos hablando del deporte y quisiera mantenerme en la misma línea", ha señalado, en el centro social de la entidad en la plaza de Cervantes.

   A continuación ha sido cuestionado sobre si considera suficiente dedicar 3 millones a este acuerdo para promocionar el deporte cuando Abanca obtuvo más de 1.100 millones de beneficios en 2014, a lo que ha contestado que "todo es relativo" y ha admitido que si se ve "en esa proporción, a lo mejor no parece suficiente".

   Pero, a renglón seguido, el vicepresidente de Abanca ha proclamado que "nunca será suficiente el apoyo que se le pueda dar al deporte y a todos los programas de responsabilidad social empresarial", para defender las actuaciones que promueve el banco tanto relativas a deporte como a educación, así como su compromiso para "continuar, mantener y sostener" el trabajo de lo que fue en su día la obra social de las cajas, Caixa Galicia y Caixanova, a través de Afundación.

Más información