7 de junio de 2020
 
Publicado 23/05/2020 15:57:42 +02:00CET

La Fegamp ve "límite" la situación de los municipios por el "aumento notable" de peticiones de ayuda

Bolsa con alimentos donados durante la pandemia
Bolsa con alimentos donados durante la pandemia - Marta Fernández Jara - Europa Press

Los ayuntamientos piden apoyo económico ante el gasto acumulado en servicios sociales y la aparición de nuevos usuarios

A CORUÑA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Ayuntamientos gallegos confirman un aumento "notable" de las peticiones a Servicios Sociales, una situación que el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) y alcalde de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra), Alberto Varela, resume asegurando que los municipios están "al límite" de sus posibilidades.

"Es cierto que el Estado nos va a permitir de momento gastar el 20% del superávit en gasto social lo que lleva contratación de personal, pero no va a ser suficiente". "Vamos a necesitar algún fondo extraordinario", incide en declaraciones a Europa Press. Al hilo de eso, subraya que los ayuntamientos están haciendo un "sobreesfuerzo" en una área en la que la atención ya era "muy importante".

"De las comunidades autónomas en la que más esfuerzo hacemos", señala sobre el papel de los consistorios en Galicia. "Y con esta crisis somos la gran mayoría los que notamos una demanda muy importante, también de nuevos usuarios", apunta.

Como ejemplo, cita el caso de su municipio en el que, de las en torno 1.200 personas a las que prestan asistencia en esta crisis sanitaria, "el 29% no tenía historial en Servicios Sociales, unos 300 son nuevos usuarios", apunta sobre una problemática detectada también en otros municipios gallegos.

Especialmente, el alcalde de Vilagarcía incide en la situación del cobro de la Risga, "que acumula retrasos de tres meses, demasiado para un usuario", reconoce sobre la situación en este municipio. Respeto de la tramitación de esta y los fondos, recuerda que le corresponde la gestión a la Administración autonómica.

En este contexto, afirma que desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) se reclama el uso del 100% del superávit, pero insiste en la necesidad de una "coordinación" entre administraciones y pide a la Xunta una "mesa de reconstrucción económica".

DEMANDAS A LA XUNTA

En la misma línea, se pronuncian distintos ayuntamientos que confirman el aumento "notable" de demandas tanto de productos básicos como el pago de facturas puntuales o del alquiler. En Pontevedra, la concejala de Benestar Social, Paloma Castro, explica que habilitaron una nueva línea de ayudas, 'subvenciones por Covid'. "Una partida de 200.000 euros", señala sumando a eso la colaboración con instituciones como el comedor de San Francisco.

"Tenía 100 usuarios y aumentó a 200", apunta, recordando también los 172 usuarios del programa 'Puerta a puerta', con la que cada semana y media llevan productos básicos a algunas casas. También subió el número de niños beneficiarios de becas-comedor, pasando de 72 a 112.

"Desde el 13 de marzo hasta hoy, gastamos casi 200.000 euros", explica la edil que asegura que están pendientes de recibir las ayudas del Estado. "Ocho millones para Galicia que se repartirán entre ayuntamientos", añade. Con todo, recalca que van a seguir necesitando más ayuda al no poder "asumir" solos toda la demanda prevista.

En este sentido, denuncia que por parte de la Xunta "no existe ningún tipo de programa a lo que podamos acogernos". Por eso, lo demanda "porque muchas competencias que estamos asumiendo no son municipales, serían en todo caso autonómicas".

Por su parte, la concejala de Benestar Social de Ferrol, Eva Martínez, afirma que en su caso también gastaron casi 200.000 euros, con asistencia a "más de 800 familias sólo en necesidades básicas, tanto en vales de alimentación como de becas comedor". "Este ritmo, dado que estamos la mitad de año, es insostenible", afirma precisando que necesitan "inyección económica" de otras administraciones.

"Por eso, hacemos un llamamiento a la Xunta para que no solo mejore y actualice protocolos, sino aportar dinero", apostilla en declaraciones realizadas antes de que el viernes el Gobierno gallego aprobara ayudas por 2,8 millones para los gastos sociales en los ayuntamientos. Solo en Ferrol, desde mediados de marzo, llevaron a cabo unas 5.600 intervenciones vinculadas con las ayudas de urgencia social.

PRINCIPALES PETICIONES

En el caso de Lugo, coinciden en que se produjo "un incremento de peticiones de ayuda social en torno al 20% de la demanda habitual". "Pago de la vivienda, los recibos y también para alimentación, en esta orden".

"Desde el 20 de abril se entregaron alrededor de 350 paquetes de alimentos, a través de las cestas que pueden recogerse en el Hogar del Transeúnte", citan también como dato, a lo que suman servicios como la entrega de medicamentos, la compra que llevan a domicilios o el seguimiento de más de 3.000 mayores para atender sus necesidades durante la pandemia.

Y aunque aseguran que el Ayuntamiento tiene "capacidad suficiente gracias a su solvencia económica", recalcan, como otros, que "las competencias en materia de Servicios Sociales corresponden a la Xunta".

En el caso de Vigo, afirman que "se incrementaron en más de un 310% las ayudas de emergencia" en relación con el dado antes. "Ya agotamos la partida de 920.000 euros prevista en el presupuesto de este año para ayudas de emergencia y el martes aprobamos duplicar dicha partida", recuerdan.

Sobre las principales demandas, coinciden en que se centran en alimentos y vivienda, mientras destacan que un 30% de personas son nuevos demandantes. "Trabajadores que no entraron en un ERTE, autónomos, empleadas del hogar...", citan. Como otros municipios, inciden en el aumento de altas en el servicio de ayuda en el hogar, con más de 1.000 personas en el mismo en este ayuntamiento.

TICKET DE COMPRA

En Santiago, mientras, se impulsó el programa 'ticket especial de compra' por lo que las familias en situación de vulnerabilidad "pueden solicitar dicho ticket a los Servicios Sociales para poder comprar alimentos o productos de primera necesidad".

"Cada ticket tiene un valor de 50 euros y se da uno quincenal para las familias de uno o dos miembros y uno semanal para las familias de tres miembros o más". Actualmente, se atienden por este sistema "a 1.380 familias y se repartieron hasta esta semana 6.224 tickets", añaden desde esta administración.

A eso, suman "las entre 200 y 265 becas de comedor escolar" o el "incremento" detectado en el servicio de ayuda en el hogar, lo que vincula con la interrupción de ingresos en residencias o el cierre en centros de día.

En línea con el manifestado a Europa Press desde distintos consistorios, desde O Grove cifraron en 75 las familias que en este municipio "se encuentran en situaciones complejas derivadas de la parálise económica de estos dos meses". Antes de la crisis sanitaria, atendía 40 familias. En la actual situación, apela a la importancia de la solidaridad tanto de empresas como de entidades y a "no bajar la guardia" de cara al futuro.

Contador

Para leer más