Publicado 26/11/2020 16:24CET

Igualdade y Parlamento se plantean cómo eliminar los mensajes sexistas y vigilar la información sobre violencia machista

Fotos Xunta / Igualdade / Webinario Por Un Futuro Sen Violencia.
Fotos Xunta / Igualdade / Webinario Por Un Futuro Sen Violencia. - Xunta de Galicia

   López Abella propone "darle una vuelta" al Observatorio de Violencia de Género y dice a los ayuntamientos: "menos pistas y más formación"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La presentación de los informes que hacen seguimiento de la violencia machista en Galicia en la Comisión de Sanidade, Política Social e Emprego del Parlamento ha servido para que tanto la Secretaría Xeral de Igualdade, que dirige Susana López Abella, como los grupos parlamentarios reflexionen acerca de los mensajes en publicidad y medios de comunicación como un punto a 'atacar' para contribuir a erradicar los comportamientos machistas.

   Así, y en el transcurso de un debate en tono conciliador por parte de todas las mujeres que intervinieron, Susana López Abella planteó la posibilidad de "darle una vuelta" al Observatorio Galego de Violencia de Género, que tiene como principal objetivo velar por la eliminación del sexismo en los mensajes publicitarios y por la incorporación de mensajes positivos que contribuyan a erradicar todo tipo de discriminación por razón de género.

   "Debemos de ser más proactivas, además de analizar las quejas, hacer estudios", ha concordado Susana López Abella, en una intervención en la que advirtió del papel clave de los ayuntamientos y de los centros de salud como primer eslabón en la detección de muchos de los casos de esta violencia.

   El observatorio analiza las quejas que le llegan pero la idea sería ir más allá, incluso con la elaboración de informes. En este sentido, la diputada socialista Noa Díaz se hizo eco de una iniciativa de impulso popular próxima a su presentación en la Cámara por parte de la asociación Xornalistas Galegas que, precisamente, pide contundencia a la hora de vigilar los mensajes y el tratamiento de la violencia machista en las informaciones.

   En esta línea, la diputada nacionalista Olalla Rodil también ha apelado al movimiento feminista, que viene hablando de que las campañas institucionales "no solo se dirijan a las mujeres", sino que pongan "el foco" en los maltratadores. Además, también animó a la Xunta a "trabajar con los medios de comunicación" el tratamiento informativo y que se incorpore al observatorio un "seguimiento y control proactivo" encaminado también a "sacar los colores" a los que caigan en un mensaje sexista.

"GRABADO" BECERREÁ

   En la comparecencia hubo palabras de recuerdo para las víctimas de violencia machista, con especial atención al asesinato en 2019 en Becerreá de una mujer en presencia de sus hijos. Un caso que López Abella asegura que les ha quedado "grabado" y que puso como ejemplo de mala praxis en el tratamiento periodístico con mensajes sobre si era "un buen chico".

   La secretaria xeral de Igualdade también afirmó que una de las claves es la formación e información de todas las personas que atienden casos, especialmente en el ámbito municipal. "Los ayuntamientos igual tienen que hacer menos pistas (de coches) y fomentar programas y formación a sus trabajadoras", ha enfatizado, en un discurso en el que también señaló la importancia del papel que juegan las diputaciones, por su asistencia a los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes.

   Al hilo de ello, la diputada socialista Noa Díaz ha echado en falta un análisis de los datos cualitativos y ha puesto el acento en la "realidad de revictimización" que viven las mujeres cuando vuelven a sus centros de trabajo, por ejemplo, porque "no se cumple el anominato", por lo que abogó por también hacer una reflexión para proteger en este sentido a las víctimas. "Darle una pensada", ha certificado.

LEY DE TRATA

   López Abella pidió una ley orgánica de la trata, comprometida y ya demanda por el Parlamento de Galicia en 2004 cuando ella era diputada en una ponencia en la que también trabajaron la actual portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, y la exsecretaria de Estado de Igualdad Laura Seara. Así, ha incidido en que no puede seguir "la alegalidad".

   También la parlamentaria popular Paula Prado apremió, por su parte, al Gobierno central a que acometa las reformas legislativas pendientes, como la ampliación de la consideración de víctimas de violencia machista y la legislación sobre la trata de personas.

    Paula Prado lamentó que "dos años" después del Pacto de Estado contra la violencia machista no esté implementado en su gran parte y ha recordado que, en cuanto se inicie el próximo periodo de sesiones, el Parlamento de Galicia abordará el "pacto gallego" en el seno de la comisión parlamentaria que ya concluyó los trabajos en la legislatura anterior y que tiene pendiente el acuerdo sobre el documento conjunto final.

   Sobre la trata de personas, Rodil ha considerado que "hay que ir más allá" y, si bien ha elogiado la actividad de todas las entidades sociales que asisten a las mujeres víctimas de la explotación sexual con programas "maravillosos" que ella misma ha conocido de primera mano, ha sostenido que habría que articular "un nuevo sistema de intervención".

Para leer más