Actualizado 14/04/2020 16:28

El ISSGA estudiará un criterio propio de seguridad para los trabajadores de recogida de residuos

La titular de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez
La titular de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez - XUNTA

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda consultará al Instituto Galego de Seguridade e Saúde Laboral (Issga) para tener un criterio técnico propio sobre seguridad para los trabajadores de recogida y tratamiento de residuos durante la crisis sanitaria.

La titular del departamento autonómico, Ángeles Vázquez, ha optado por esta saluda ante los problemas causados por las instrucciones publicadas por el Ministerio de Sanidad en el Boletín Oficial del Estado, que han provocado "mucha confusión" e incluso "controversia" en el sector tanto por la falta de concreción como por dejar la gestión al criterio de las autoridades competentes.

Esta ha sido una de las cuestiones que marcaron una reunión telemática con representantes de la Asociación Profesional de Empresas Medioambientais (Aproema).

En la reunión se ha analizado la situación actual provocada por la COVID-19 y las "dificultades o temores" de estos trabajadores, tanto para manipular bolsas con este tipo de residuos sanitarios como por la falta de equipos de protección individual (EPI).

El ISSGA definirá, así, un criterio propio para ofrecer "tranquilidad" y "seguridad" a todos los operarios del sector, que deben afrontar la gestión de unos residuos "hasta ahora desconocidos" y que se verán incrementados con la reactivación de actividades no esenciales, acompañada de un aumento de la producción de guantes y mascarillas.

Desde Aproema y la Xunta han trasladado la necesidad de que el Estado publique un dictamen conciso sobre el uso de EPIs y la correspondiente gestión y clasificación en el momento de desechar este material.

A pesar de ser considerado un residuo no peligroso y por extremar las precauciones, desde el Gobierno gallego optan por establecer un tratamiento intermedio: un almacenamiento previo con un tiempo de retención mínimo de 72 horas antes de su eliminación, y prohibir cualquier tipo de valoración intermedia manual.

AUMENTO DE RECICLAJE

Vázquez también ha señalado que la producción de residuos se ha incrementado en un 9,45 por ciento en la segunda quincena de marzo respecto a la primera, que se a visto acompañado de un aumento del 25 por ciento del reciclaje en bolsa amarilla respecto a 2019, pasando de 2.000 a 2.300 toneladas. Un dato que ha considerado "alentador".

Más información