Las normas parlamentarias que regulan uso de salas e indumentaria, aprobadas solo con los votos del PP

Publicado 09/09/2019 20:34:59CET
Hemiciclo gallego en el arranque de la X Legislatura
Hemiciclo gallego en el arranque de la X LegislaturaEUROPA PRESS - Archivo

   La Presidencia de la Cámara defiende que "todos" los procedimientos regulados ya se aplican: "Es una recopilación de usos, costumbres y lógica"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Mesa del Parlamento ha aprobado solo con los votos de los miembros del PP --el jefe del Legislativo, Miguel Santalices; el vicepresidente primero, Diego Calvo; y la secretaria, Raquel Arias--, que tiene mayoría en este órgano rector, las normas de uso de salas y dependencias de la Cámara, que incluyen el veto a quien lleve prendas u otros elementos que "menoscaben el decoro".

   Toda la oposición había manifestado este lunes su rechazo a la propuesta que Santalices remitió a los grupos la semana pasada y los dos que tienen representación en la Mesa --el PSdeG (Concepción Burgo) y el Grupo Común da Esquerda (Eva Solla)-- han votado en contra del documento, en el que, según han trasladado a los periodistas a la salida de la reunión, no se ha acometido ningún cambio.

   Entre los puntos más polémicos, al margen de la "mordaza" que, según la oposición, se intenta imponer con respecto a la actividad alternativa a la institucional en el Pazo do Hórreo, está el que ratifica que la Presidencia de la Cámara "hará guardar el orden y el decoro en cualquier dependencia, espacio o instalación del recinto parlamentario".

   Asimismo, se plantea que "impedirá la presencia de personas que usen prendas de vestir, accesorios, carteles, fotografías, pancartas o cualquier otro elemento que pueda resultar alusivo a algún diputado, organización, institución o terceras personas o que, de cualquier modo, menoscabe el decoro de la Cámara".

   En declaraciones a los medios en el pasillo de la Cámara, Burgo ha explicado que los socialistas han votado en contra toda vez que el PP no quiso "cambiar nada del documento". "Ofrecimos que se retirase y se volviese a debatir para intentar llegar a un acuerdo eliminando las apelaciones al decoro pero no quisieron", ha trasladado, antes de subrayar que estas alusiones "pueden limitar la libertad de expresión".

   Por su parte, Solla ha señalado que también pidió hasta en tres ocasiones que las normas no se aprobasen en la Mesa este lunes y se convocase una reunión con los portavoces para tratar de alcanzar un consenso y "no generar problemas nuevos". "Pero se prefirió aprobar de forma unilateral", ha lamentado, convencida de que "se sienta un muy mal precedente".

   "Se está aprobando una restricción que atenta contra la libertad de expresión y contra derechos de la propia actividad de los diputados. Se podría ejercer un control de las dependencias sin que sea así", ha contrapuesto.

"USOS Y COSTUMBRES POR ESCRITO"

   Enfrente, la Presidencia del Parlamento ha trasladado a los medios un escrito con una serie de consideraciones en el que defiende que las normas se limitan a "recopilar por escrito los usos, costumbres y lógica que se viene utilizando desde siempre en esta Cámara".

   "No se suprime ni se añade nada respecto a lo que se venía haciendo por la actual y por las anteriores Presidencias de la Cámara al amparo de las facultades que el reglamento del parlamento atribuye al presidente", incide, lo que supondría --aunque no pone ejemplos concretos-- que se impedirá el acceso a la Cámara a alguien que lleve una camiseta u otra prenda con mensajes ofensivos o insultantes, pero no por sistema cualquier reivindicación.

   La oposición, sin embargo, incide en que la interpretación es abierta y augura que ocasionará más "problemas" que "ventajas".

   Mientras, la Presidencia de la Cámara recuerda que la aprobación de las normas tiene "un mero carácter interno", por lo que no supone la modificación del Reglamento de la Cámara; añade que aportan "transparencia y garantías adicionales" para el uso de los diferentes espacios de la sede de O Hórreo, tanto para los grupos como para sus invitados.

FACULTADES DEL PRESIDENTE

   Del mismo modo, se apunta que, aunque el jefe del Legislativo está facultado por el reglamento para adoptar cuantas medidas se estime convenientes para mantener el orden en las dependencias, se ha preferido pasmar usos y costumbres por escrito, por estimar que se trata "de una medida garantista". "Las normas contribuyen a garantizar el normal funcionamiento del Parlamento", agrega.

   La Presidencia insiste en que la norma se refiere a las salas no asignadas a los grupos y que la medida se toma al arranque del periodo de sesiones, para evitar que asuntos concretos contaminasen el debate al respecto, y ante la petición de algún grupo de uso de salas. También defiende que otros parlamentos disponen de medidas "mucho más restrictivas y con mayor nivel de detalle".

   Finalmente, se reafirma en que todos los procedimientos regulados "se venían aplicando hasta ahora".

   "Sirva como ejemplo que ningún invitado podía, antes de plasmar la norma por escrito, exhibir pancarta alguna en la tribuna, ni portar, en la Cámara, prendas que resultasen ofensivas; o que cada grupo parlamentario venía comunicando, siempre con antelación, al Gabinete de Presidencia la relación de personas invitadas", ejemplifica.

Contador

Para leer más