Piden 30 años de cárcel para los tres acusados del rapto del socio de 'Pelopincho'

Actualizado 16/03/2019 10:31:06 CET

   VIGO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Fiscalía pide 10 años de cárcel para cada uno de los tres acusados por el rapto y desaparición de José Bernardo V.A., socio del ribeirense José Antonio Pouso Rivas, 'Pelopincho' (ambos fueron investigados por narcotráfico), y que serán juzgados como supuestos autores de un delito de detención ilegal agravada.

   La vista se celebrará este jueves en la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, y en el banquillo de los acusados se sentarán M.S.F., conocido de la víctima; F.S.S.; J.M.F.T.; y J.J.C.G.

   Según el escrito de acusación pública, el 19 de noviembre de 2010 a mediodía, cuando llegaba a su domicilio de Pontevedra con su mujer, José Bernardo fue abordado por M.S.F., y se fue de allí en un coche con él, seguido por los otros acusados a bordo de otros dos vehículos.

   Dos horas después, la mujer de la víctima recibió una llamada en la que su marido le decía que regresaría a casa por la tarde pero, desde ese momento, no se han vuelto a tener noticias de su paradero.

   El ministerio público sostiene que el día antes de estos hechos los cuatro acusados se reunieron en un hotel de Santiago de Compostela para realizar los preparativos "para la captura y desaparición" de José Bernardo.

   Por estos hechos, la Fiscalía atribuye a los acusados un delito de detención ilegal agravada, y pide que sean condenados a 10 años de prisión cada uno.

INVESTIGACIÓN POR NARCOTRÁFICO

   Se da la circunstancia de que, el mismo día en que desapareció este pontevedrés, también se perdió el rastro de José Antonio Pouso Rivas, 'Pelopincho'. La investigación por esta desaparición, no obstante, fue archivada.

   A ambos se les investigó en la llamada Operación Cormorán (por blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico). Además, pocos días antes de su desaparición, se frustró una operación de tráfico de hachís, en la que ambos estaban presuntamente implicados, y en la que se transportaban 4 toneladas de esta droga a bordo de un pesquero con destino a Galicia.

   El mal tiempo hizo naufragar el barco frente a las costas portuguesas, y solo se pudo salvar una pequeña parte del cargamento de hachís.

Contador