Publicado 21/08/2020 20:07:24 +02:00CET

El positivo de un asesor del alcalde de Ourense activa el protocolo frente a la COVID en el Consistorio

   La oposición pide aplazar el pleno del lunes y el gobierno defiende que espera directrices sanitarias

   OURENSE, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Un asesor del alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, ha sido diagnosticado como positivo en COVID-19, lo que ha motivado que se active el protocolo en el Consistorio, que espera ahora las directrices de Sanidade para decidir los pasos que se dan y si los contactos del trabajador, entre los que se encontraría el propio regidor, se tienen que aislar.

   Según informa el Consistorio en un comunicado, el Ayuntamiento puso este mediodía en conocimiento de las autoridades sanitarias que el trabajador, que desarrolla funciones de personal de apoyo a la Alcaldía, había resultado en esta misma jornada positivo por COVID-19.

   Según relata, el asesor trabajó en el Consistorio hasta el pasado martes, 18 de agosto. Ese día se encontró mal y se ausentó de su puesto de trabajo, además de acudir al Centro Médico El Carmen para realizar el test de la COVID-19, que dio negativa.

   Pese al resultado, el gobierno local subraya que, por precaución, el trabajador no se reincorporó a su puesto de trabajo. El jueves realizó un segundo test cuyo resultado se ha conocido este mismo viernes y ha sido positivo. Cuando tuvo conocimiento del mismo, se lo comunicó al Ayuntamiento.

   Este mediodía, el propio alcalde y el servicio de Recursos Humanos del Ayuntamiento han puesto los hechos en conocimiento de la Xunta para adoptar las medidas que las autoridades sanitarias determinen, siendo conscientes de que la seguridad y la salud "deben ser siempre la prioridad".

SUSPENDER EL PLENO

   Por su parte, el PSOE local ha emitido un comunicado en el que reclama al regidor el aplazamiento del pleno municipal que estaba previsto que se celebrase el próximo lunes 24 de agosto. Solicitud a la que se suman los grupos de BNG y Ciudadanos.

   Los socialistas apelan a la "responsabiliad y a la seguridad" y, además de denunciar "la irresponsabilidad" del alcalde y del grupo de gobierno por "no haber actuao antes y no cumplir los protocolos de cuarentena ya que conocían los hechos desde el martes", piden que se hagan pruebas PCR a los trabajadores del Consistorio.

   Además de sumarse a la petición de aplazar el pleno del lunes, el BNG municipal ha enviado un comunicado en el que censura el "oscurantismo" con el que, bajo su punto de vista, el gobierno local ha gestionado esta situación. Asimismo, al entender que la ciudad no merece un gobierno "irresponsable" que "juega con la salud de los vecinos y con la ocultación de información altamente sensible", insta al "actual gobierno local, con su alcalde a la cabeza, a que dimitan de sus cargos".

   También Ciudadanos ha enviado una nota a los medios en la que aboga por aplazar el pleno. "Desconocemos la situación ya que nos hemos enterado a través de los medios de comunicación que un asesor de Alcaldía ha dado positivo en la prueba de covid-19", indica la formación, que pide realizar el rastreo que corresponde para "poner en cuarentena a todas las personas que han estado en contacto con este trabajador", al que desea una pronta recuperación.

Para leer más