La renta de los hogares gallegos aumentó un 1,8% en 2016, pero baja el ahorro

Actualizado 18/02/2019 11:57:29 CET

   Cada habitante de Galicia dispuso de 14.019 euros brutos y baja el ahorro por segundo año consecutivo

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La renta de los hogares gallegos aumentó un 1,8 por ciento en el año 2016, según datos sobre la economía doméstica publicados este lunes por el Instituto Galego de Estatística (IGE).

   De este modo, 2016 continuó la senda de los datos desde el año 2010, período en el que la renta disponible bruta de los hogares experimentó subidas aunque a un ritmo menor del que crece la economía.

   La renta bruta por habitante fue de 14.019 euros, un 1,8 por ciento más que en 2015. En total, los hogares gallegos dispusieron en dicho ejercicio de 38.064 millones de euros, un 1,3% superior al total de año anterior.

   Así las cosas, el denominado 'sector hogares' representó el 21,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad gallega en el año 2016, un 2,4% más que en 2015.

   En cuanto al saldo de las rentas primarias --renta que obtienen los hogares antes de que intervenga ningún mecanismo de redistribución--, 2016 dejó un aumento del 1,6%.

   A diferencia del anterior ejercicio, el saldo de las rentas primarias fue mayor que la renta disponible bruta, es decir, los recursos (prestaciones sociales y otras transferencias corrientes) fueron inferiores a los empleos (impuestos corrientes sobre la renta y patrimonio, cotizaciones sociales y otras transferencias corrientes pagadas).

RECURSOS DE LOS HOGARES GALLEGOS

   La remuneración de los asalariados es el 47,9% (25.545.703 euros, una cuantía más baja que en 2016 cuando alcanzaba los 27.029.814 euros) de los recursos totales de los hogares, mientras que el las prestaciones sociales alcanzan el 23,3% (12.401.399 euros, más alta que en 2010, cuando era de 11.141.158 euros).

   El excedente entre explotación y renta mixta alcanza el 19,9% de los recursos, mientras que otras transferencias corrientes (que incluyen becas de estudio, remesas de emigrantes, transferencias entre hogares y otras rentas) y rentas de la propiedad suponen el 8,9% de los recursos.

   El 53% de los empleos totales del llamado sector hogares son cotizaciones sociales, esto es, aportaciones de los hogares a los sistemas de prestaciones sociales. Le siguen en relevancia los impuestos sobre la renta y el patrimonio (etc), con un peso total de los gastos del 27,3%.

   El ahorro en los hogares gallegos ha vuelto a reducirse por segundo año consecutivo. Así, el gasto en consumo de los hogares creció en 2016 en un 1,9%, seis décimas más que el crecimiento de la renta disponible, lo que provoca una disminución del ahorr.

   La tasa de ahorro (el cociente entre ahorro y renta disponible) en el año 2016 era del 8,4%, porcentaje en este caso superior que en 2010, inicio de la serie contable.

Contador