A subasta el coche oficial del Ayuntamiento de Ourense por 3.000 euros

Actualizado 27/08/2019 11:48:00 CET
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, saca a subasta el coche oficial del Ayuntamiento por 3.000 euros.
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, saca a subasta el coche oficial del Ayuntamiento por 3.000 euros. - EUROPA PRESS

El gobierno municipal apuesta por un nuevo enfoque en la movilidad del regidor y los concejales al optar por el transporte público y el taxi

   OURENSE, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, ha anunciado este martes que saldrá a subasta el coche oficial del Ayuntamiento por 3.000 euros. Se trata de un Audi A6, con más de 15 años, que se adquirió en la época en que Manuel Cabezas era regidor de la ciudad de As Burgas.

   Así lo ha explicado en su comparecencia ante los medios que ha tenido como objetivo presentar "el nuevo enfoque de movilidad" que el gobierno municipal ha ideado para el alcalde y los concejales y que pasa por la supresión de los dos vehículos oficiales y su sustitución por el transporte público o el uso del taxi.

   De este modo, se ha determinado que en el caso de viajes largos a otras provincias se realizarán con transporte público, ya sea tren o avión. "Igual que hice yo la última vez que fui a Madrid", ha puesto como ejemplo Jácome.

   Mientras que para los desplazamientos por la ciudad se optará por el uso del taxi. "Vamos a llegar a un convenio con los taxistas de Ourense, de tal forma que podremos tomar el taxi en cualquier momento y se cargará directamente en cuenta", ha señalado el regidor.

   Según los cálculos del gobierno municipal, estas medidas serán "muchísimo más baratas e igual de prácticas" y supondrán una alternativa al "gasto excesivo" que suponen los dos coches oficiales, al prescindir del pago de "mantenimiento, seguro y el sueldo de los chóferes". "El ahorro supondría alrededor de 20.000 euros al años", ha explicado Jácome.

"CHÓFERES SIN HACER NADA"

   Por su parte, Jácome ha precisado que, en la actualidad, existen dos chóferes que "se pasan la jornada esperando en el parque móvil municipal, sin hacer absolutamente nada la mayoría del tiempo".

   Por tanto, la idea es mantener a uno de ellos de guardia para llevar a cabo las tareas necesarias en el parque móvil y el resto serán reubicados a otros servicios con mayor carga de trabajo.