Publicado 03/09/2020 18:26:57 +02:00CET

El verano de 2020 cierra con 16 fallecidos en las carreteras gallegas, la cifra más baja desde 2017

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presenta el Balance de Siniestralidad Vial del verano 2020 en la Dirección General de Tráfico, en Madrid (España), a 3 de septiembre de 2020.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presenta el Balance de Siniestralidad Vial del verano 2020 en la Dirección General de Tráfico, en Madrid (España), a 3 de septiembre de 2020. - Eduardo Parra - Europa Press

España registra el mínimo histórico, con 202 muertos

MADRID/SANTIAGO, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El verano de este 2020 ha cerrado con 16 fallecidos en las carreteras gallegas, la cifra más baja desde 2017, cuando se registraron 10 muertos en este periodo en la Comunidad, de acuerdo con los datos del Balance de Siniestralidad presentados este jueves por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

De este modo, el número de muertes baja en una con respecto al año pasado. De acuerdo con el balance, en el verano de 2018 los fallecimientos fueron 21 y en el anterior fueron 10. Las cifras desde 2010 muestran una tendencia descendiente en Galicia desde las 33 víctimas mortales de ese verano.

En toda España, fueron 202 los fallecidos, un 6% menos con respecto al año pasado, de modo que el de 2020 es el verano menos siniestros de la historia. En concreto, durante los meses de julio y agosto de este año, se han producido 185 accidentes mortales (un 7% menos) y un total de 821 personas han requerido hospitalización (un 8% menos).

"Nunca ha habido un verano con menos fallecidos en la serie histórica", ha destacado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que no obstante, ha advertido de que las cifras de fallecidos en las carreteras "nunca son buenas".

El ministro ha dado a conocer estos datos este jueves en la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT). En la presentación del balance de siniestralidad del verano de este año han estado también la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea, y el director general de Tráfico, Pere Navarro, entre otras autoridades.

Según el balance de este verano, durante el mes de julio se produjeron 105 accidentes mortales en los que fallecieron 114 personas, 3 fallecidos menos que los 117 registrados en julio del pasado año. Y en agosto se produjeron 80 accidentes mortales en los que perdieron la vida 88 personas, lo que supone 10 fallecidos menos que en el mismo mes de 2019. Según ha recalcado el ministro, se trata del agosto con menos fallecidos de la serie histórica.

Los días con más muertos fueron el 5 de julio, con una decena de fallecidos, y el 22 de agosto, que registró 8 muertos, aunque en este mes de agosto hubo dos días sin ninguna víctima mortal, según ha subrayado Marlaska.

EL 76% DE MUERTES, EN VÍAS CONVENCIONALES

De manera detallada, el 76% de los fallecidos se produjeron en vías convencionales. En este tipo de vías hubo 153 fallecidos, frente a las 150 víctimas del año anterior. Por el contrario, en autopistas y autovías perdieron la vida 49 personas, cuando en 2019 el verano registró 65 muertos. "La cifra de 49 muertos es la más baja de la serie histórica en autovías y autopistas", ha remarcado el ministro.

Por usuarios, este verano ha registrado 84 muertes de usuarios vulnerables, lo que suponen el 42% del total de víctimas mortales: 20 peatones, cuando en 2019 fallecieron 14; 9 ciclistas, frente a los 10 del año pasado; y 55 motoristas y usuarios de ciclomotor, cuando en verano de 2019 murieron 69.

En este sentido, se han reducido el número de fallecidos en todos los medios de transporte excepto en el de peatones y ciclomotor, que han aumentado. De hecho, el número de fallecidos en turismos este verano ha sido de 92, la menor cifra de la serie histórica.

Por tipo de accidente, la salida de vía sigue siendo el accidente con más víctimas mortales (representando el 47% del total de accidentes), con 95 fallecidos, seguida de la colisión frontal (19%), con 38 fallecidos. Según ha destacado Marlaska, entre los principales factores que causan estos accidentes se encuentran los despistes y el consumo de alcohol y drogas.

Según el balance de la DGT de este verano, el único grupo de edad que ha visto aumentada la mortalidad es el de los más jóvenes (entre los 15 y 24 años), pasando de 23 fallecidos en el verano de 2019 a 38 en 2020 (un 19% más), una "modificación sustancial" que, tal y como ha reconocido el ministro, ha "llamado la atención". Por ello, el ministro ha emplazado a los más jóvenes a concienciarse sobre este tema.

Otro dato que ha dado a conocer Marlaska es que el 27% de los fallecidos en turismo y furgoneta durante este verano no hacía uso del cinturón de seguridad (28 muertos) en el momento del siniestro, el porcentaje más alto en los últimos 10 años (20% en 2019). Además, 1 motorista, 1 usuario de ciclomotor y 2 ciclistas fallecidos no llevaban casco.

Las comunidades autónomas que han registrado mayores descensos han sido Cataluña (16 fallecidos menos) y Comunidad de Madrid (4 menos). Por el contrario, han aumentado en Cantabria y Castilla y León (1 fallecido más en cada región), en Baleares, Navarra y País Vasco (con 3 más en cada una), en Andalucía (4 más) y en Castilla-La Mancha (6 más).

UN 9,18% MENOS DE DESPLAZAMIENTOS

En cuanto al número de desplazamientos, durante este verano se han producido un total de 82,8 millones de viajes de largo recorrido, un 9,18% menos que el año pasado, cuando se produjeron 91,2 millones.

Según el ministro, los viajes de este verano han estado condicionados por la pandemia de COVID-19. "Es cierto que la disminución ha facilitado la gestión del tráfico sin que hayan existido retenciones significativas en la 'Operación Salida' y en la 'Operación Retorno", indica. De hecho, el pasado 30 de agosto solo hubo que habilitar carriles adicionales en la A-1 y en la A-5.

En el acumulado anual, se llevan contabilizados 543 fallecidos, cuando en 2019 se registraban ya 708 muertos, lo que supone un descenso este año del 23%. Esta diferencia se debe a la reducción de la mortalidad durante el Estado de Alarma, ya que durante este periodo (del 15 de marzo al 20 de junio) un total de 117 personas perdieron la vida en las carreteras, cuando en el mismo periodo de 2019 esta cifra ascendía ya a 287, lo que supone un 59% menos.

Sin embargo, tras el fin del Estado de Alarma, han muerto 225 personas, una cifra similar a la del año anterior (235), de solo un 4% menos.

"Cuando acabe la pandemia, los accidentes de tráfico seguirán siendo importantes", ha alertado el ministro, que recuerda que 1,3 millones de personas pierden la vida al año en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), consecuencia de la "violencia vial", y otras 50 millones resultan heridas graves.

Contador

Para leer más