La Xunta se reúne este lunes con Povisa

Actualizado 23/03/2015 11:41:46 CET
Huelga Povisa
Foto: CEDIDA

Bravo Bosch afirma que "al Sergas no le consta" que se haya reducido la calidad asistencial

   VIGO, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La delegada de la Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch, se reunirá este lunes a última hora de la tarde con la dirección del hospital Povisa, para buscar "posibilidades de encuentro" entre la empresas y sus trabajadores (tres de los cuales llevan en huelga de hambre casi dos semanas para reclamar la suspensión de 13 despidos).

   En cualquier caso, Bravo Bosch ha advertido de que el "único papel" que puede desempeñar la Administración gallega en este conflicto es el de "mediador" de carácter laboral. "Es una relación de una empresa con sus trabajadores", ha apuntado, y ha insistido en que la Xunta no actuará desde el punto de vista del Sergas, sino como "autoridad laboral".

   En esa línea, la delegada territorial ha reiterado que la Xunta "ni puede imponer ni hacer nada más que tener el papel de mediador entre unas partes que tienen una relación privada entre ellos".

   Con respecto a las denuncias del comité de empresa, sobre la merma en la calidad asistencial de Povisa debido a los recortes de personal y a las modificaciones de jornadas, María José Bravo Bosch ha recordado que existe una "auditoría tremendamente exhaustiva" realizada por una inspectora del Sergas "con fama de dura", en la que se constata que dicha calidad asistencial "es buena". "Al Sergas no le consta que la calidad asistencial sea como los trabajadores propugnan", ha concluido.

HUELGA

   Mientras, tres trabajadores del hospital vigués (la presidenta del comité, una delegada de la CIG y uno de los empleados despedidos), que este fin de semana recibieron la visita de la mediática religiosa Sor Lucía Caram, mantienen la huelga de hambre en protesta por las medidas de la empresa. Uno de los huelguista, Eduardo Davila, tuvo que abandonar la protesta el pasado sábado por recomendación médica y ante los riesgos que corría su salud.

   Los trabajadores celebrarán este lunes a las 15.00 horas una asamblea para informar sobre la situación de las personas que mantienen el ayuno y para decidir próximas medidas de presión.