Actualizado 30/12/2010 22:30 CET

Antich confía en que en 2011 Baleares conseguirá "doblegar la crisis" porque las islas ya están en "la buena dirección"

Francesc Antich con algunos consellers
CAIB

PALMA DE MALLORCA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Govern, Francesc Antich, ha confiado en que el próximo año Baleares conseguirá "doblegar la crisis" gracias al "esfuerzo, unidad y la suma de energías" de toda la población y, además, ha asegurado que la comunidad ya se encuentra en "la buena dirección".

Durante su discurso de Fin de Año, el jefe del Ejecutivo autonómico ha hecho un balance del presente ejercicio y ha destacado que, pese a que éste comenzó "cargado de problemas", finalizará con "algunas previsiones" que indican que en 2011 habrá un "crecimiento en positivo".

Así, ha indicado que este "humilde repunte" de la economía hace esperar que las islas sean una de las primeras Comunidades Autónomas en "salir sólidamente de la grave crisis" puesto que se encuentra en la "buena dirección". No obstante, ha admitido que todavía "queda mucho camino por hacer", si bien ha añadido que "quien no empieza, no acaba".

"Todos entendemos que remar en la misma dirección hace que las remadas sean mucho más fuertes y que se aprovechen mejor las energías y el dinero público", ha explicado.

Por otra parte, Antich ha hecho hincapié en todas las inversiones que se han puesto en marcha durante la actual legislatura ya que, según ha afirmado, "con un presupuesto austero y una crisis de caballo sería muy difícil" encontrar otra legislatura en la que el Govern haya llevado a cabo tantas.

En este sentido, ha indicado que la administración considera que cuando la iniciativa privada se encuentra "parada" deben ser las instituciones las que faciliten que ésta "haga su trabajo". Además, "había muchos servicios muy necesarios para los ciudadanos que tenían que ser empujados por las instituciones".

Según ha detallado, esta hoja de ruta "pactada" con sindicatos y empresarios determinaba la necesidad de defender el Estado del Bienestar y, por ello, ha remarcado que, pese a las dificultades económicas, el Govern ha priorizado todas las políticas que permiten tener una "vida digna e igualdad de oportunidades" a los ciudadanos.

Tras enumerar los avances alcanzados en materias como educación, donde ha reconocido que todavía "queda mucho trabajo" por hacer, ha declarado que su "obsesión" es conseguir que todas las personas de las islas tengan una "forma digna" de vivir, para lo cual el paro es un "adversario".

Así, ha recordado algunas medidas como las anunciadas esta semana con las que se pretende beneficiar a 10.000 personas mayores de 45 años, desempleados de larga duración o jóvenes y, además, ha abogado por "modernizar la economía" balear.

Por otra parte, ha remarcado la necesidad de "no hacer disparates" en el uso y la utilización del territorio, tal y como, según ha opinado, tuvieron lugar durante "otros tiempos".