Publicado 31/03/2015 17:51CET

El Banco de Leche Materna de Baleares precisa leche de mujeres que hayan dado a luz hace menos de seis meses

PALMA DE MALLORCA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Banco de Leche Materna de Baleares ha hecho un llamamiento a la población femenina que haya dado a luz hace menos de seis meses y que esté amamantando a fin de que done leche materna, puesto que, en la actualidad, las reservas de este alimento se encuentran muy bajas.

Así lo ha puesto de manifiesto la entidad en un comunicado, en el que señala que las madres interesadas en ser donantes de leche materna pueden contactar con el Banco de la Fundació Banc de Sang i Teixits al 971 764 433 ó en infotejidos@fbstib.org.

El Banco de Leche Materna funciona gracias a las madres donantes de leche que, una vez superado los análisis previos a la donación y después de haber alimentado a sus bebés, producen más cantidad de leche para brindárselo a los recién nacidos que lo necesiten.

Pueden ser donantes de leche materna todas las madres que estén dando el pecho y que gocen de una salud excelente. Es condición indispensable que no haya transcurrido seis meses desde la fecha del parto. Durante esta época, la leche materna posee los nutrientes y agentes inmunológicos óptimos y es el mejor alimento para el neonato.

Debido a esta temporalidad, la donación de leche materna se convierte en una necesidad constante, según la entidad, que señala que, según los últimos protocolos médicos y como cifra aproximada, un recién nacido de muy bajo peso (menos de 1.500 gramos) necesita dos litros de leche materna por semana para su correcta alimentación.

En concreto, cada año se necesitan más de 150 litros de leche y se atiende a más de medio centenar de bebés prematuros. El banco subraya que la leche materna es necesaria para ayudar a bebés recién nacidos que por razones médicas necesiten aumentar sus defensas.

Actúa como protector del aparato digestivo del recién nacido, evitando en gran medida la aparición de la necrosis intestinal y facilitando la recuperación tras una intervención quirúrgica.

PROCESO DE DONACIÓN DE LECHE MATERNA

Para llevar a cabo el proceso, las madres donantes se ponen en contacto con el Banco de Leche Materna. Tras una entrevista médica, reciben un extractor o sacaleche y envases para recoger sus donaciones.

Una vez en casa, lo que hacen muchas madres es acostumbrar al cuerpo a producir más leche para poder donarla. Desde casa, las madres que estén amamantando extraen su leche con un sacaleches, la guardan en los envases proporcionados por el Banco y la conservan en el congelador de su domicilio hasta que llama al Banco de Leche Materna que envía un mensajero y la lleva hasta el Banco de Leche.

El Banco analiza la leche materna, la pasteuriza y la congela hasta su utilización y la distribuye a las unidades de neonatos de los hospitales. Los médicos de los servicios de neonatos de los hospitales son los encargados de recetar la leche materna como medicamento.

Desde julio de 2001, la Fundació Banc de Sang i Teixits dispone del primer Banco de Leche Materna de España. Hasta hace unos años era el único en el territorio español.