Archivo - Agente de la Guardia Civil de Tráfico.
Archivo - Agente de la Guardia Civil de Tráfico. - GUARDIA CIVIL - Archivo
Actualizado: viernes, 20 octubre 2023 15:55

La mujer relata que la bicicleta hizo un giro inesperado y se le cruzó por delante

PALMA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La conductora investigada por el accidente mortal de Llubí (Mallorca), por el que falleció una niña de cuatro años que iba en bicicleta, ha declarado ante la Guardia Civil que había fumado un cigarrillo de marihuana la noche anterior a los hechos.

El accidente tuvo lugar el pasado miércoles alrededor de las 09.00 horas en la carretera que une Inca y Muro, en las inmediaciones de Llubí, cuando la menor iba con su madre en una bicicleta eléctrica. La conductora dio positivo en cannabis y anfetaminas en la prueba indiciaria y ha pedido otra de contraste.

La conductora del turismo prestó declaración ante la Guardia Civil este jueves a última hora acompañada de su abogado, después de confirmarse que la menor, tras permanecer ingresada en la UCI pediátrica de Son Espases, había fallecido. La madre continúa en estado crítico.

La investigada --que no fue detenida, sino que tras las diligencias quedó en libertad-- sostuvo en su declaración ante los agentes que fumó un cigarrillo sobre las 20.00 horas del día anterior, y mantuvo en todo momento que la mañana del accidente ya no se encontraba bajo los efectos del cannabis.

Explicó que aquella mañana había llevado a sus hijos al colegio y había pasado por una pastelería, sin ningún incidente.

La mujer explicó que, cuando circulaba por la carretera, vio a la ciclista pedaleando en el arcén e hizo una maniobra para rebasarla y dejarle espacio, sin llegar a invadir el carril contrario.

En este sentido, la conductora afirmó que la ciclista hizo un giro inesperado hacia la izquierda, como para atravesar la carretera transversalmente, y se cruzó en su trayectoria. Así, la conductora negó que hubiera un arrollamiento por detrás.

Fuentes cercanas al proceso han informado que el coche presentaba el golpe en el lado izquierdo, el del conductor. Dado que el coche y la bicicleta iban en el mismo sentido, la bicicleta quedaría a la derecha del coche al rebasarla. Sin embargo, el atestado recoge que el golpe fue una embestida perpendicular central.

POSITIVO EN DOS SUSTANCIAS, PERO SINTOMATOLOGÍA CORRECTA

La conductora dio positivo en marihuana y anfetaminas en la prueba indiciaria que se practica protocolariamente, y ha solicitado una de contraste.

Con todo, el atestado de la Guardia Civil reseña que la mujer no presentaba síntomas de encontrarse bajo la influencia de ninguna sustancia: se mostró colaborativa, se expresaba de forma clara y lógica, sus movimientos y coordinación eran correctos y no presentaba dilatación en las pupilas. Los agentes reflejaron que "no se aprecia influencia" de sustancias tóxicas.

El tramo en el que ocurrió el accidente no dispone de cámaras activas. Hubo un testigo, un técnico sanitario que conducía en el sentido contrario y que prestó el primer auxilio a las víctimas. La conductora salió ilesa del accidente, si bien se encontraba en estado de shock y fue atendida en un hospital.

Más noticias

Leer más acerca de: