Publicado 04/01/2022 13:44CET

Govern resalta el consenso entre los partidos para que la población flotante tenga más peso en la población ajustada

Sánchez, reunida con representantes de Cs.
Sánchez, reunida con representantes de Cs. - CAIB

PALMA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, ha resaltado el consenso con las formaciones políticas para que la población flotante y el incremento permanente de la población tengan mayor peso sobre el cálculo de población ajustada y las necesidades derivadas en la prestación de servicios.

La consellera y el director general de Financiación, Francisco Oliver, mantienen contactos con los grupos parlamentarios, iniciados a finales de año y que continúan esta semana, para recibir sus aportaciones y trabajar conjuntamente el posicionamiento de Baleares en la respuesta al informe sobre la población ajustada presentado por el Ministerio de Hacienda en diciembre, que está abierto a recibir las propuestas de las comunidades autónomas.

En declaraciones a los medios, Sánchez ha destacado la sintonía con los partidos políticos de las Islas en la necesidad de profundizar en determinadas cuestiones como la valoración de la insularidad, los sobrecostes en la prestación de servicios públicos, la problación flotante y el incremento poblacional permanente.

El informe de la población ajustada, primer paso en la reforma del modelo de financiación, está en periodo de propuestas y alegaciones y el Ejecutivo autonómico ha abierto una ronda de reuniones con partidos y agentes sociales y económicos para trasladar una propuesta conjunta.

La consellera de Hacienda ha subrayado que desde el Govern se aprecia como positivo que haya empezado la negociación y ha resaltado la coincidencia en torno a la percepción de que el sistema de financiación está caducado.

Rosario Sánchez ha insistido en que la población flotante no es solo el turismo, sino también los ciudadanos que tienen en Baleares segundas residencias o personas que trabajan de manera temporal.

En este proceso de debate, ha reiterado que el informe del Ministerio sobre la población ajustada es "un primer paso" para abordar el proceso de negociación y un debate más global sobre el futuro sistema de financiación, dado que esta propuesta no aborda la globalidad del modelo.

En cuanto a los criterios relativos a la población, objeto de esta primera fase de debate, el Govern trabaja para avanzar en varios aspectos, según ha apuntado.

En primer lugar, valora el hecho de contar con un primer documento del ministerio sobre la población ajustada, como punto de partida de cara a abordar otros elementos del sistema, y la inclusión a esta propuesta de una nueva variable correctora para compensar los costes fijos para las comunidades autónomas con una población inferior a los dos millones de habitantes.

Entre las variables correctoras, la propuesta del Ministerio mantiene la variable asociada a la insularidad, si bien el Govern defiende que se debe profundizar en este y otros aspectos.

Así, defiende que se avance en la valoración de los sobrecostes de los servicios públicos derivados de la insularidad, para que esta variable tenga mayor peso, y otros, como la incorporación del peso de la población flotante.

Asimismo, como ha recordado la consellera, Baleares defiende que se incorporen otras cuestiones como los costes asociados a la congestión que se puede producir en determinadas zonas por el incremento de población y también la derivada de la población flotante, puesto que la propuesta no tiene en cuenta las necesidades de inversión generadas por el aumento de población; y también la diferencia de precios entre comunidades para la provisión de servicios.

La consellera Sánchez ha recordado que el criterio de población ajustada es uno de los elementos del modelo de financiación, el cual tiene en cuenta la población empadronada y otras circunstancias geográficas, sociales o territoriales, a través de diversas variables poblacionales y otras variables correctoras.

Con la población ajustada se pretende aproximar un cálculo de las necesidades de gasto de las competencias que prestan las comunidades autónomas.

Sin embargo, ha reiterado que también se tendrán que abordar próximamente otros cuestiones relevantes para el futuro modelo de financiación.

En este sentido, Baleares defiende que se debe avanzar hacia un sistema más relacionado con la capacidad tributaria de las comunidades y que supere el debate de las necesidades de gasto, que fomente una mayor transparencia del modelo y permita a las comunidades asumir una mayor responsabilidad fiscal y tributaria sin renunciar a la solidaridad entre territorios.

En este próximo debate más global sobre la financiación, ha recordado que el Govern también defenderá un modelo que incorpore el principio de ordinalidad, para que la comunidad pueda recibir un nivel de recursos del orden del mismo que aporta; y otros aspectos, como la equidad vertical entre el Estado y las comunidades, para plantear una mayor aportación de recursos en las comunidades, y una condonación o compensación de la deuda pública generada por la infrafinanciación, proveniente principalmente del modelo anterior aprobado en 2002.

Contador

Para leer más