Publicado 24/06/2021 17:55CET

Ibiza acoge este viernes la prueba piloto para la reapertura del ocio nocturno en el Hard Rock Hotel

Archivo - Hard Rock Hotel de Ibiza.
Archivo - Hard Rock Hotel de Ibiza. - HARD ROCK HOTEL IBIZA - Archivo

IBIZA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La prueba piloto para reabrir el ocio nocturno tendrá lugar este viernes en el Hard Rock Hotel Ibiza con un aforo máximo de 1.500 personas.

La Asociación Ocio de Ibiza y el Govern balear anunciaron recientemente las medidas que se seguirán en el evento, optando por reducir el aforo a 1.500 personas e indicando que será obligatorio el uso de mascarilla en todo momento.

El recinto dispondrá de una zona de baile acotada y el consumo de bebidas deberá ser siempre en mesa. El evento comenzará a las 19.00 horas y finalizará a las 24.00 horas.

Ocio de Ibiza señaló que, en agradecimiento por su labor, se facilitará en centros de trabajo una lista de invitaciones que deberán cumplimentar los trabajadores esenciales que quieran asistir a la prueba. La invitación será nominal, personal e intransferible.

OPERATIVA

Todos los asistentes deberán incluir sus datos personales y notificar si están vacunados, si disponen de una PCR negativa realizada con 72 horas de antelación o si han pasado el coronavirus.

Las personas que no cumplan ninguno de estos tres requisitos deberán someterse a un test de antígenos horas antes del inicio del evento en un lugar habilitado.

Una vez realizado dicho test, se generará un ticket con un código QR que servirá para acceder al evento. El acceso al recinto se hará de forma escalonada para evitar aglomeraciones.

Hard Rock Hotel Ibiza dispondrá de personal de seguridad suficiente con el fin de velar por el cumplimiento de los protocolos de seguridad y, al mismo tiempo, evitar la formación de grupos numerosos.

Aunque el riesgo de contagio es menor en los espacios abiertos, se implementarán todas las medidas higiénico sanitarias acordadas con el Govern, como la medición de temperatura, instalación de dispensadores de gel hidroalcohólico o la obligación de llevar mascarilla que sólo se podrá retirar para beber.

Al respecto, se habilitará una zona específica para que el público pueda adquirir la bebida en la barra sin aglomeraciones y acceder a un espacio acotado con mesas donde se podrá ingerir la bebida.

También se habilitará una zona de baile con puntos de acceso y salida diferenciados en la que no estará permitido consumir.

Este espacio también será vigilado de forma directa por controladores de acceso.

Asimismo, se ha solicitado la colaboración de las fuerzas de orden público para evitar aglomeraciones tanto al inicio como al final del evento en los exteriores del recinto.

SEGUIMIENTO POSTERIOR

Desde Ocio de Ibiza han explicado a Europa Press que, tras el evento, llevarán a cabo un seguimiento posterior de los asistentes, principalmente de quienes se sometan al test de antígenos.

Según sus cálculos, entre 400 y 500 personas deberán someterse al test de antígenos previsto por la organización para acceder a la fiesta.

La entidad ha señalado que su objetivo es iniciar después la temporada abriendo los locales con espacios exteriores y un aforo prácticamente del 100 por cien.

Después, podrían reabrir los interiores de las grandes discotecas, seguramente con "restricciones importantes".

Para leer más