IU critica que el TS todavía no se haya pronunciado sobre si admite la querella contra el Rey Juan Carlos

Publicado 19/02/2019 19:04:34CET

"En este país hay una confusión entre inviolabilidad e inmunidad total, cuando se trata del jefe del Estado"

PALMA DE MALLORCA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida (IU) ha criticado el Tribunal Supremo (TS) no se haya pronunciado todavía sobre si admite a trámite la querella contra el Rey emérito Juan Carlos, a pesar de que el 23 de enero depositaron la fianza de 12.000 euros que les exigieron para estudiar el caso.

IU y el Partido Comunista (PCE) presentaron la querella contra Juan Carlos I; su amiga Corinna Zu Sayn-Wittgenstein; el director del CNI, Félix Sanz Roldán; y el excomisario de Policía José Manuel Villarejo, entre otros, por cohecho, fraude, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, amenazas de muerte o constitución de grupo criminal.

Con motivo de su visita a Palma para presentar la querella al Rey emérito, el abogado Enrique Santiago ha explicado que durante su tramitación ha ocurrido una "cosa escandalosa" que no había visto "en casi 30 años de ejercicio profesional". "Nos han pedido la fianza, no para ejercer la acusación popular --que es cuando se solicita--, si no antes de admitir a trámite la querella, para estudiarla", ha censurado.

Según ha recordado, la fianza pudo llegar a pagarse tras la realización de un 'crowdfunding' --una campaña de micromecenazgo-- que recaudó más de 15.000 euros en menos de 24 horas.

"Espero que admitan la querella a trámite porque si esto no es así, en nuestro recurso argumentaremos que se ha impuesto un filtro económico para que ejerzan sus obligaciones", ha avisado.

Asimismo, ha censurado que los presuntos delitos se conocen desde hace tiempo y, sin embargo, "no ha habido la más mínima actuación por parte del Estado". "Ni el Ministerio Fiscal, ni la Agencia Tributaria han abierto ningún tipo de investigación", ha censurado.

Por otro lado, Santiago ha destacado que "uno de los hechos más preocupantes" es "la confusión existente en este país" entre la "inviolabilidad y la impunidad absoluta en cuanto al jefe del Estado".

Sobre esto, ha dicho que "la inviolabilidad o inmunidad solo se aplica en hechos relacionados con el ejercicio del cargo" no con otros supuestos penales en los que "no le puede alcanzar ninguna inmunidad".

Según ha remarcado el abogado, "además, a partir de junio de 2014, cuando el Rey abdicó, éste dejó de tener inviolabilidad. A partir de ahí solo hay aforamiento y, desde entonces, se le puede imputar al menos un delito fiscal por no pagar impuestos por el cobro de comisiones".

Por su lado, el coordinador general de Izquierda Unida en Baleares (EUIB), Juanjo Martínez, ha explicado que "aunque pueda no ser condenado" quieren que se sepan "las causas de su lucro". "No vamos a dejar de intentar conocerlas", ha remarcado.

CONOCER EL ORIGEN DE SU FORTUNA

"Como fuerza republicana y democrática queremos que quede claro el origen de su fortuna" porque, tal como ha dicho, el Rey emérito, "tiene muchas amistades con estados dictatoriales como Arabia Saudí, Marruecos o Guinea Ecuatorial".

Cabe recordar que estas formaciones de izquierdas hicieron pública la querella el pasado 6 de diciembre, Día de la Constitución, por los supuestos casos de corrupción en los que podrían estar envueltos el Rey y el resto de acusados.

En la querella, a la que tuvo acceso Europa Press, IU y el PCE recopilan las diferentes informaciones publicadas respecto a los supuestos negocios del Rey y las grabaciones realizadas por Villarejo a Corinna, en las que la amiga personal de Rey emérito acusa a Juan Carlos I de blanquear dinero, entre otras cosas, o al director del CNI de amenazarla a ella y a sus hijos.

En concreto, señalan que todos estos hechos y conductas que relatan "ponen de manifiesto la presunta existencia de una estructura organizada, con vocación criminal, creada y mantenida en el tiempo con el fin de realizar operaciones de índole económico con clara apariencia de ilegalidad".

ESTRUCTURA ORGANIZADA

"La finalidad de la estructura organizada indicada era la presunta obtención ilícita por el entonces Jefe del Estado Juan Carlos Borbón y para su patrimonio personal, de cantidades económicas presuntamente de alta cuantía, a consecuencia de las operaciones comerciales y económicas realizadas por empresas públicas o privadas españolas, así como el ocultamiento a la Hacienda Publica y a la opinión publica en general del dinero obtenido, eludiendo así el pago de impuestos y el cumplimiento de distintas obligaciones fiscales de información a la Agencia Tributaria", denuncian.