Actualizado 12/01/2012 19:18 CET

El PSM-IV-ExM enmendará artículos referentes a horarios y espacios de la Ordenanza de ocupación de la vía pública

PALMA DE MALLORCA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El grupo municipal del PSM-IV-ExM ha anunciado que en los próximos días presentará alegaciones a la Ordenanza municipal de ocupación del espacio público de Palma para enmendar los artículos que hacen referencia a la regulación de los horarios y los espacios al considerar que incorporan "criterios discrecionales sin sentido" y "fomentan una inseguridad jurídica" para los restauradores y ciudadanos en general.

La portavoz adjunta del grupo municipal nacionalista, Marisol Fernández, ha afirmado que el borrador de la normativa "induce a confusión" para la mayoría de los ciudadanos e "incorpora criterios arbitrarios y discrecionales" que "no responden a justificaciones lógicas", sino que quedan a merced de la decisión de Alcaldía o del organismo competente.

Por ello, el grupo municipal del PSM-IV-ExM está preparando diferentes alegaciones sobre cuestiones generales, como la "carencia de claridad" en la exposición de las motivaciones y autorizaciones, así como sobre artículos concretos.

En este sentido, el grupo nacionalista y ecosocialista ha advertido acerca de la importancia de que los peatones puedan circular sin inconvenientes por las zonas peatonales. En ente sentido, Fernández ha señalado que la posibilidad de instalar terrazas en espacios como el Borne y La Rambla puede suponer un "impedimento peatonal" si tan sólo se respetan dos metros para su paso, "teniendo en cuenta la gran afluencia de personas que transitan diariamente y que son espacios que deben tener un tratamiento diferenciado".

Con respecto a los horarios, el grupo municipal ha considerado que la ordenanza resulta "altamente peligrosa" puesto que permite adaptar el horario de las terrazas en función de la actividad del interior del local, según se recoge en el artículo 18.

La ordenanza introduce tres posibilidades más de horarios: la que permite instalar terraza de 8.00 a 24.00 horas entre semana y de 8.00 a 00.30 los viernes, sábados y vísperas de festivos; otra aplicable a las calles peatonales del centro histórico (de 9.00 a 23.00 horas); y finalmente una cuarta opción que prevé la exención de estos horarios para aquellos locales, bares o restaurantes, que estén situados en zonas turísticas.

Los nacionalistas han apuntado que sobre este último caso se produce una "doble confusión", ya que, por un lado, el Ayuntamiento se reserva el derecho a determinar cuales son las zonas turísticas que pueden acogerse a la exención, al tiempo que permite una ampliación y restricción del horario sin concretar los límites.

Con respecto a las ocupaciones temporales (capítulo VI), la normativa prevé la prohibición para los partidos políticos de instalar mesas informativas, a excepción de las que se acojan a un contenido temático concreto. En este sentido, el grupo municipal considera "innecesario y restrictivo sin sentido" que el Ayuntamiento entre a regular el contenido de las mesas informativas.

Asimismo, en referencia a la ocupación de la vía pública por parte de entidades sociales u ONGs, los nacionalistas han indicado que se limita de forma "arbitraria y sin justificación aparente" el tiempo para instalar una mesa informativa, si bien apunta algunas excepciones en función del contenido de "interés general" o la solicitud de ampliación del plazo "debidamente justificada".

Además, queda totalmente prohibida la recogida de firmas o hacer encuestas de forma ambulante, una restricción que Fernández ha tachado de "demasiado taxativa" puesto que, según ella, se debería limitar a prohibir las actitudes de "acoso" que sí producen una molestia a los peatones.

Asimismo, el PSM-IV-ExM ha destacado que como ejemplo de la "confusión y carencia de claridad que inunda toda la ordenanza", han resaltado que en más de una trigésima de artículos se incluye una cláusula final que permite excepciones con la coletilla "será determinado por el órgano competente".