Actualizado 30/12/2010 21:33 CET

La quema de una bandera de España en la manifestación por la independencia de los Países Catalanes provoca disturbios

PALMA DE MALLORCA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

La quema de una bandera española en la manifestación por la independencia de los Países Catalanes, organizada por la Plataforma 31-D, provoca disturbios entre los manifestantes y la Policía Nacional, al ir estos a detener a la persona que había cometido el delito.

Los hechos han tenido lugar al paso de la manifestación por la calle Olmos en el cruce con la calle Unión, cuando un grupo de personas pertenecientes a Joves de l'Esquerra Independentista de Mallorca (Cajei) y Maulets han parado la marcha para que uno de ellos leyera un manifiesto.

Al finalizar la lectura del mismo, un miembro perteneciente a Cajei y Maulets, encapuchado y con un pañuelo que tapaba su cara, ha tomado una bandera de España y le ha prendido fuego, tras lo cual varios policías que velaban por la seguridad de los asistentes de la manifestación, han corrido a detenerle.

En ese momento, los demás jóvenes que estaban rodeando a quien había quemado la bandera mientras ésta ardía, han agarrado las sillas de la terraza de un bar cercano y han empezado a golpear a los agentes. Entonces otro grupo de policías, que ha acudido a auxiliar a sus compañeros, han utilizado las porras para disolver a los manifestantes que estaban provocando los disturbios.

Como consecuencia del altercado, un hombre ha resultado herido con una brecha en la frente. Asimismo, se desconoce si éste participaba en la manifestación.