Actualizado 05/08/2016 16:47 CET

Un total de tres buceadores han fallecido en Baleares durante 2016

PALMA DE MALLORCA/MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

Baleares ha registrado un total de tres muertes de buceadores en 2016, según un estudio realizado por la Asociación ExtraSub.

Este mismo jueves Salvamento Marítimo en Baleares recuperaba el cuerpo sin vida de un buceador de 41 años y nacionalidad francesa que desapareció este miércoles por la tarde en la zona de Es Migjorn, Formentera.

Por autonomías, Galicia y Canarias son las comunidades que más accidentes mortales registran, con cuatro fallecidos en cada una.

Tras ellas, Baleares y Andalucía, con tres, y Cantabria, con dos fallecidos. Asturias, Cataluña, Ceuta, Murcia, País Vasco y la Comunidad Valenciana registraron un muerto. Además, otros dos españoles fallecieron mientras buceaban en el extranjero.

En total, el número de buceadores fallecidos en España en lo que va de 2016 es de 24, una cifra que ya supera al total de fallecidos del pasado año.

Tal y como indica el estudio, este dato equivale a más de tres buceadores muertos por mes, lo que a juicio de los expertos es una cifra "excesiva", teniendo en cuenta que las actividades subacuáticas no presentan "per se" un riesgo elevado si se respetan las estrictas normas de seguridad que rigen su práctica.

Por sexos, casi la totalidad de los fallecidos eran hombres, con una representación del 96%. Sólo una mujer buceadora ha fallecido en 2016. Según el estudio, este hecho "llama la atención", dado que las mujeres representan alrededor del 30% del total de buceadores.

En cuanto a modalidades subacuáticas, es la pesca submarina, con un total de 16 fallecidos, la que destaca en número de muertes. Le siguen el buceo, con cinco, y la apnea/snorkel, con dos fallecidos. En la modalidad de buceo profesional se produjo un sólo accidente con resultado de muerte.

Por edades, es la franja entre 41 y 50 años la que más víctimas presenta, con once víctimas mortales, seguida de los 31 a los 40 años, con cinco personas, y menores de 20 años, con cinco muertos. El promedio de edad entre los fallecidos es de 41 años.

El estudio también determina cuáles son las causas más comunes por las que se producen los accidentes de buceo. Entre ellas destaca bucear en solitario (prohibido por las normas de seguridad), el exceso de confianza, una inadecuada capacidad física, malas condiciones del mar, no respetar los tiempos para la correcta descompresión, barotraumatismos y exceder tanto los límites de riesgo/beneficio como los fisiológicos.

Con todo ello, la Asociación ExtraSub advierte de que la práctica del buceo requiere de una condición física saludable. Además recomienda que se pase un reconocimiento médico especializado cada dos años.

Asimismo, la entidad, junto con diferentes entidades y colectivos relacionados con las actividades subacuáticas, pide al Ministerio de Fomento que actualice la normativa de seguridad vigente, que tiene ya casi 20 años, y que "no tiene en cuenta la realidad del buceo actual". Según la asociación, dicha petición ha recibido "escasa respuesta hasta la fecha".