Actualizado 03/06/2007 14:40 CET

Afganistán.- OTAN admite descoordinación e información incompleta de EEUU en los bombardeos que mataron a 50 civiles

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El comandante del Mando Regional Oeste (RCW) de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), el general italiano Antonio Satta, reconoció, en una entrevista concedida a Europa Press, que durante los bombardeos que fuerzas estadounidenses realizaron el pasado mes de abril en la provincia de Herat y que causaron la muerte de unos 50 civiles existió "descoordinación" entre la ISAF y las fuerzas de la coalición y estas últimas les aportaron información incorrecta sobre dichas operaciones.

Preguntado por el desarrollo de las operaciones aéreas estadounidenses en la provincia de Herat, que depende de su mando, el general aseguró que "en efecto" las informaciones de que dispuso en ese momento "no eran completas" y se produjeron "algunos problemas de coordinación".

"Sin embargo, debo decir que, desde aquella operación, hemos dado un paso adelante. Tanto por la parte de ISAF como por la parte aliada, se ha sentido la necesidad de mejorar la coordinación y debo decir que hoy es mucho más eficaz el cauce de información entre las dos fuerzas y que se ha mejorado decisivamente", añadió el general.

Consultado por las consecuencias en la población civil de una nueva ofensiva con similares características, el general afirmó que la muerte de civiles no sólo repercute en la propia sociedad afgana sino en las fuerzas de la ISAF.

"La presencia de víctimas civiles puede, pero no sólo puede sino que ciertamente influye en toda la sociedad afgana pero también, ciertamente, influye sobre nosotros (la ISAF) porque nuestro preciso mandato es evitar de cualquier modo la presencia de víctimas civiles. Por tanto, todas nuestras misiones y operaciones tienden a evitar que esto ocurra", afirmó.

Tras admitir que "lo imprevisto es siempre posible" el comandante de la zona oeste de ISAF abogó por adoptar "todas las precauciones necesarias" en el desarrollo de operaciones militares para evitar la muerte de ciudadanos.

El pasado mes de abril, entre los días 25 y 29, fuerzas estadounidenses realizaron varios bombardeos aéreos en el Valle del Zerkho, en la provincia de Herat, cuya responsabilidad en materia de seguridad recae sobre las tropas españolas e italiana. La ofensiva estadounidense dejó más de 50 civiles afganos muertos.