Publicado 11/05/2016 17:12CET

Alemania investiga la entrada al país de 40 presuntos islamistas con los refugiados

Policía federal de Alemania
FABRIZIO BENSCH / REUTERS

BERLÍN, 11 May. (Reuters/EP) -

Las autoridades alemanas están investigando 40 casos en los que milicianos islamistas presuntamente habrían entrado en el país junto con la reciente oleada de refugiados procedentes de Oriente Próximo, ha informado este miércoles la Policía federal.

Esta cifra supone que los casos se han duplicado desde enero y seguramente contribuya a aumentar la preocupación respecto al nivel de amenaza en Alemania, donde por el momento no se han producido atentados islamistas a gran escala.

En el pasado, el Gobierno alemán ha minimizado los riesgos de que combatientes de Estado Islámico hayan entrado en Europa con la marea de inmigrantes, en parte para evitar exacerbar la preocupación de los ciudadanos.

Pero el director de la agencia de Inteligencia interior, Hans-Georg Maassen, dijo en rueda de prensa la semana pasada que aunque había modos más eficientes de introducir a combatientes, Estado Islámico aparentemente había enviado a algunos a través de la ruta de los Balcanes desde Grecia para fomentar los temores respecto a los refugiados y "enviar una señal política".

"No estoy contando un secreto cuando digo que me preocupa el alto número de inmigrantes cuyas identidades no conocemos porque no tienen documentos cuando entran el país", reconoció Maassen.

El número de inmigrantes que entraban a Alemania alcanzó su punto álgido en otoño, con más de 10.000 llegadas al día, pero ha caído drásticamente en los últimos meses debido al cierre de la frontera de Grecia con Macedonia y al acuerdo alcanzado entre la UE y Turquía.

40 INVESTIGACIONES

Una portavoz de la Bundeskriminalamt (BKA), la policía federal, ha indicado que ha habido 369 advertencias sobre la posible entrada de extremistas en el país desde que se aceleró la llegada de inmigrantes el año pasado, de las que 40 merecieron una investigación adicional por las autoridades federales y estatales.

Eso representa un marcado aumento de las 213 advertencias y 18 investigaciones que la Policía había registrado a principios de enero. "Los responsables de seguridad alemanes tienen indicios de que miembros y partidarios de organizaciones terroristas están siendo introducidos con los refugiados de una manera organizada para lanzar ataques en Alemania", ha señalado la portavoz de la BKA, incidiendo sin embargo en que no hay una confirmación definitiva sobre este extremo.

Dos de los terroristas suicidas de los atentados del 13 de noviembre en París que mataron a 130 personas llegaron a Europa a través de la ruta de los Balcanes y también lo hicieron otros dos hombres que las autoridades creen que iban a participar en estos ataques pero que fueron detenidos en un centro para refugiados en Salzburgo en diciembre.

También hay pruebas de que Saleh Abdeslam, considerado el único sospechoso superviviente de esos atentados, recogió a tres milicianos no identificados que entraron en Europa junto a los refugiados en la ciudad de Ulm, en el sur de Alemania, en octubre de 2015.

A principios de febrero, las autoridades alemanas detuvieron a un argelino de 35 años y su mujer en un centro de refugiados en la localidad de Attendorn. El hombre, presuntamente miembro de Estado Islámico, presuntamente se hijo pasar por sirio para entrar en Alemania en el otoño de 2015.

Días después, un hombre de 32 años fue detenido en la ciudad de Mainz presuntamente por haber combatido con el grupo terrorista en el este de Siria antes de viajar a Alemania a través de Turquía.

Para leer más