Alrededor de 105.000 desplazados a causa de la ofensiva de Haftar contra Trípoli, según ACNUR

Publicado 09/08/2019 19:32:37CET
Combatientes de las fuerzas del general Jalifa Haftar antes de avanzar hacia Trípoli
Combatientes de las fuerzas del general Jalifa Haftar antes de avanzar hacia TrípoliREUTERS / ESAM AL-FETORI - Archivo

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 105.000 personas se han visto desplazadas a causa de la ofensiva lanzada en abril por el mariscal de campo Jalifa Haftar contra la capital de Libia, Trípoli, según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Más de 105.000 personas se han visto desplazadas en Libia desde abril y 268.000 se han visto desplazadas en total. Siguen necesitando apoyo, paz y estabilidad", ha dicho el organismo en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país africano, lanzó en abril su ofensiva para intentar tomar la capital y expulsar de la misma al gobierno de unidad, respaldado por la comunidad internacional.

El representante especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé, reclamó la semana pasada una tregua de cara a la celebración de la fiesta musulmana de Eid el Adha, que se celebrará el 11 de agosto, como primer paso para acabar con la hostilidades en el país africano.

En una comparecencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Salamé sostuvo que el conflicto "no muestra signos de reducirse" y agregó que la ofensiva contra la capital, Trípoli, por parte de las fuerzas de Haftar ha dejado cerca de 1.100 muertos, entre ellos 106 civiles.

Salamé denunció que las partes "han ignorado los llamamientos a reducir los combates" y "han intensificado las campañas aéreas". "El espectro geográfico de la violencia se ha incrementado", alertó, en referencia a los últimos bombardeos contra las bases áreas en Jufra y Misrata.

"Poner fin a la guerra requiere la voluntad de todas las partes y el apoyo de la comunidad internacional. Si las partes acuerdan silenciar las armas, la ONU y los socios internacionales deben estar preparados para entregar apoyo material y técnico para permitir a las partes negociar un acuerdo extenso para el cese de las hostilidades y los mecanismos para su aplicación y supervisión", remachó.

Contador

Para leer más