Alrededor de 3.500 niños fueron reclutados por grupos armados en Nigeria entre 2013 y 2017, según UNICEF

Un soldado y un niño en Nigeria
REUTERS / AFOLABI SOTUNDE - Archivo
Publicado 12/04/2019 2:02:49CET

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 3.500 niños fueron reclutados y utilizados por grupos armados no estatales en el conflicto en el noreste de Nigeria entre 2013 y 2017, según ha denunciado este viernes el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El organismo, que ha detallado que la mayoría de los secuestrados tenían entre trece y 17 años, ha resaltado que esta cifra es la verificada y ha alertado de que la cifra real es "probablemente" más alta.

Además de los niños reclutados, 432 niños fueron asesinados y mutilados, 180 fueron secuestrados y 43 niñas sufrieron abusos sexuales en el noreste del país africano durante el año pasado. Asimismo, más de un centenar de niñas secuestradas hace cinco años en Chibok siguen desaparecidas.

"Los niños deben sentirse seguros en el hogar, en las escuelas y en sus patios de recreo en todo momento", ha dicho Mohamed Malick Fall, representante de UNICEF en Nigeria.

"Pedimos a las partes en conflicto que cumplan con sus obligaciones conforme al derecho internacional para poner fin a las violaciones contra los niños y dejar de atacar infraestructuras civiles, incluidas las escuelas", ha agregado.

En este sentido, Fall ha recalcado que "esta es la única manera en la que podrá comenzar a mejorar de forma duradera la vida de los niños en esta devastada región de Nigeria".

UNICEF ha denunciado así que desde 2012 los grupos armados no estatales en el noreste de Nigeria han reclutado y utilizado a niños como combatientes y no combatientes, violado y obligado a niñas a casarse y cometido otras violaciones graves contra los niños.

"Algunas de las niñas quedan embarazadas en cautiverio y dan a luz sin ningún tipo de atención médica", ha agregado la organización en su comunicado, en el que ha indicado que sigue apoyando al Gobierno para proteger a los niños del país.

De esta forma, ha manifestado que entre 2017 y 2018 brindó servicios de reintegración junto a sus socios para más de 9.800 personas anteriormente vinculadas a grupos armados, así como a niños vulnerables en las comunidades.

"Estos servicios ayudan a localizar a las familias de los niños, los devuelven a sus comunidades y ofrecen apoyo psicosocial, educación, formación profesional, aprendizaje informal y oportunidades para mejorar sus medios de vida", ha explicado.

El noreste de Nigeria lleva años marcado por la inseguridad a causa de las operaciones del grupo yihadista Boko Haram y su escisión, Estado Islámico en África Occidental, así como por las numerosas operaciones llevadas a cabo por el Ejército en la zona.

Contador

Para leer más