Publicado 23/01/2019 12:54CET

Aplazada al viernes la vista para la petición de libertad bajo fianza del pastor activista Mawarire

El pastor y activista Evan Mawarire
REUTERS / PHILIMON BULAWAYO

HARARE, 23 Ene. (Reuters/EP) -

El pastor y activista zimbabuense Evan Mawarire seguirá detenido después de que un tribunal decidiera este miércoles aplazar hasta el viernes la vista en la que debía pronunciarse sobre su recurso para salir en libertad bajo fianza tras haber sido detenido la semana pasada por participar en las protestas contra el Gobierno por la subida de precios del combustible.

Después de que el miércoles el presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, asegurara que "rodarán cabezas" si se confirma que las fuerzas de seguridad han cometido excesos violentos con los manifestantes, este miércoles se han mantenido las patrullas y los puestos de control en Harare y en Bulawayo.

Mawarire, que se hizo famoso por promover una protesta nacional contra el régimen de Robert Mugabe en 2016, fue detenido el miércoles de la semana pasada por incitar a la violencia para derrocar al Goberno, un cargo por el que puede ser condenado a hasta 20 años de prisión.

El pastor activista, que permanece encerrado en la prisión de Chikurubi, en la capital del país, ha subrayado que es inocente y que su actuación se encuadra en el marco constitucional. "Aseguro que desafiar pacíficamente al Gobierno para que afronte los retos económicos es algo permitido de acuerdo con la Constitución", ha afirmado durante la sesión de este miércoles.

Los fiscales han argumentado que necesitan más tiempo para preparar el caso, por lo que la vista se ha aplazado hasta el viernes. Mnangagwa prometió durante la campaña electoral de las elecciones presidenciales de julio de 2018 que reactivaría la economía y rompería con el régimen de Mugabe.

Sin embargo, el domingo un portavoz de la Presidencia de Zimbabue aseguró que la respuesta de las autoridades frente a las protestas va a ser la reacción que se dará ante nuevas movilizaciones contra el Ejecutivo.

La Policía mantiene que los enfrentamientos entre manifestantes y policías en las protestas contra el Ejecutivo han dejado tres muertos, un balance que rechazan abogados y activistas, que denuncian que la represión de las fuerzas de seguridad ha dejado al menos doce muertos, además de decenas de heridos de bala.

La Comisión de Derechos Humanos de Zimbabue ha acusado a las fuerzas de seguridad zimbabuenses de haber llevado a cabo "torturas sistemáticas" contra los manifestantes que protestan contra el Ejecutivo por el alza del precio del combustible.

AGRESIONES A MANOS DE SOLDADOS

Este miércoles, residentes de Harare han denunciado que los militares zimbabuenses agredieron la noche anterior a ciudadanos que iban por la calle y les ordenaron que se metieran en sus casas. "Los militares aparecieron en un camión y comenzaron a golpear a la gente en un centro comercial. Dijeron a todos que se fueran a casa a dormir", ha explicado un vecino del municipio de Glen Norah, en la capital zimbabuense.

El Foro de ONG de Derechos Humanos de Zimbabue ha denunciado que una mujer fue arrestada el martes por la noche en el municipio de Kuwadzana, en la capital, y fue acusada por preparar comida para los manifestantes.

Para leer más