6 de junio de 2020
 
Publicado 19/05/2020 17:46:37 +02:00CET

Arabia Saudí aplaude los avances en las investigaciones sobre el ataque en diciembre en una base en Florida

Base militar de Pensacola, en Florida
Base militar de Pensacola, en Florida - 2019 GETTY IMAGES / JOSH BRASTED - Archivo

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Arabia Saudí han aplaudido este martes los avances en las investigaciones en torno al atentado ejecutado en diciembre de 2019 por un militar saudí en la base militar de Pensacola, en Florida, que se saldó con tres fallecidos y ocho heridos, después de que el FBI vinculara a Al Qaeda con el incidente.

La Embajada saudí en Washington ha reiterado a través de un comunicado publicado en su cuenta en la red social Twitter sus "sinceras condolencias" por la "tragedia" y ha aplaudido el anuncio de las autoridades sobre la "recuperación de información de Inteligencia clave de los teléfonos del asaltante".

Así, ha recalcado que "ha cooperado totalmente" con las autoridades en las pesquisas y ha agregado que Riad "sigue dando apoyo total a sus socios estadounidenses". "También nos hemos coordinado con nuestros socios estadounidenses para proteger mejor a los ciudadanos estadounidenses y saudíes de las amenazas terroristas", ha dicho.

"Como nos recuerda trágicamente este ataque, los extremistas y terroristas que amenazan a ambas naciones no escatimarán esfuerzos a la hora de atacar a personas inocentes", ha sostenido, antes de apuntar que Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), Estado Islámico y otros "grupos extremistas" están intentando "movilizar nuevas amenazas internacionales" en el marco de la pandemia de coronavirus.

En este sentido, ha hecho hincapié en que por ello el país "ha estado tan comprometido con restaurar la seguridad y la estabilidad en Yemen, donde AQPA tiene su base". "Estamos decididos a no dejar que Yemen se convierta en otro lugar seguro para las organizaciones terroristas internacionales", ha añadido.

"Arabia Saudí seguirá usando todos los medios a su disposición para hacer frente a las personas, la ideología y los fondos que permiten a AQPA y otros reclutar a seguidores y amenaza r a comunidades y naciones enteras", ha argüido.

Por último, ha recordado que "los terroristas han atacado a la población (saudí), personal militar e incluso los lugares más sagrados del islam en La Meca y Medina", antes de manifestar que el país "nunca dejará que los terroristas ganen".

LAS INVESTIGACIONES SOBRE EL ATAQUE

Los investigadores siempre han sostenido que Mohamed Said Alshamrani, presunto autor del tiroteo y fallecido en el ataque, actuó solo, si bien el principal sospechoso había criticado en redes sociales el papel que Estados Unidos ha tenido en las guerras en países musulmanes y había hecho referencia a Usama bin Laden.

Ahora, el FBI ha podido confirmar que el presunto atacante, que estaba recibiendo formación de las fuerzas estadounidenses, se había comunicado con miembros de Al Qaeda que le habían alentado a cometer los ataques, según fuentes consultadas por la cadena CNN y el periódico 'The New York Times'.

Para estos avances, ha sido clave la información obtenida de los dos teléfonos móviles iPhone de Alshamrani, si bien las autoridades no han aclarado cómo han podido sortear los controles de seguridad establecidos por la firma Apple, que en enero rechazó la peticiones del Gobierno.

"Gracias al trabajo del FBI, no a Apple, hemos podido desbloquear los teléfonos de Alshamrani", apuntó el lunes el fiscal general, William Barr, al dar cuenta en un comunicado de la "valiosa" información recuperada, "clave para la seguridad de la población estadounidense".

Barr ha aprovechado para afirmar que la seguridad nacional "no puede depender de grandes empresas que antepongan los dólares al acceso legal y la seguridad pública". "Ha llegado el momento de una solución legislativa", ha apostillado, en un llamamiento a reformas futuras.

AQPA ya había reivindicado como propio el ataque en un mensaje difundido por su líder y, en enero, la Fiscalía catalogó como un acto de terrorismo el tiroteo. De confirmarse que hubo una orden directa por parte de una organización internacional, sería un hecho inédito desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

El Gobierno ha reconocido que los datos recuperados de los dos teléfonos móviles han sido útiles también para operaciones antiterroristas contra miembros de Al Qaeda y ha informado en concreto de un ataque realizado "recientemente" en Yemen contra un terrorista identificado como Abdulá al Maliki.

Contador