Los ataques contra civiles y las muertes se multiplican en el Sahel en los últimos meses

Publicado 02/04/2019 11:11:31CET
Sahel.- Los ataques contra civiles y las muertes se multiplican en el Sahel en l
REUTERS / HANDOUT .

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los ataques contra civiles y las muertes ocasionadas por los mismos se han multiplicado en los últimos cinco meses en el Sahel, en particular en Malí, Burkina Faso y Níger, donde se ha intensificado la violencia tanto de tipo yihadista como de carácter intercomunitario, según los datos de Armed Conflict Location and Event Data Project (ACLED), que hace seguimiento de este tipo de incidentes.

En Burkina Faso, los enfrentamientos entre grupos armados y las víctimas ocasionadas por los mismos entre noviembre y marzo ha aumentado en más de un 200 por ciento. En el caso de las víctimas en ataques directos contra civiles, el aumento ha sido del 7.028 por ciento, con 499 muertos en un total de 124 ataques de este tipo.

En cuanto a Níger, se han registrado 452 víctimas en enfrentamientos armados en el país, un 1.574 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior. El aumento vino motivado sobre todo por una gran operación militar contra el grupo terrorista Boko Haram en diciembre.

Los ataques directos contra civiles en Níger aumentaron en estos cinco meses en un 600 por ciento, con un total de 63 ataques que dejaron 78 víctimas mortales, lo que supone un 500 por ciento más que el año anterior.

Por último, en Malí, se han registrado 145 ataques contra civiles en el periodo analizado por ACLED, en los que han muerto 547 personas, lo que supone un incremento del 150 y del 311 por ciento respectivamente en comparación con el mismo periodo un año antes. El balance de víctimas aumentó en marzo como consecuencia del ataque contra una localidad fulani por parte de presuntos milicianos dogon en el centro del país que dejó al menos 160 muertos el 24 de marzo.

En estos tres países operan varias organizaciones yihadistas, incluidas Al Qaeda y Estado Islámico, mientras que también son cada vez más frecuentes los ataques entre comunidades, principalmente entre los fulani --mayoritariamente pastores-- y otras etnias que se dedican a la agricultura, por los recursos y por la asunción de que los primeros tienen lazos con los yihadistas.

En el conjunto del Sahel --Senegal, Mauritania, Malí, Burkina Faso, Níger, Nigeria, Chad y Sudán--, ACLED contabilizó en los cinco meses un total de 1.200 incidentes violentos que dejaron casi 5.000 víctimas mortales, unas 2.100 de las cuales fueron resultado de los 724 ataques directos contra población civil.

El número de ataques fue un 46 por ciento superior al mismo periodo del año anterior mientras que hubo un 31 por ciento más de víctimas. Los ataques contra civiles aumentaron un 50 por ciento, al igual que las víctimas, según ACLED.

Para leer más