Actualizado 23/01/2014 22:19 CET

Aumentan a 16 los fallecidos por los enfrentamientos en Bangui

BANGUI, 23 Ene. (Reuters/EP) -

   Al menos 16 personas han muerto este jueves por una serie de enfrentamientos ocurridos en la capital de República Centroafricana, Bangui, precisamente el día en que la nueva presidenta interina, Catherine Samba-Panza, ha tomado posesión del cargo.

   El balance de víctimas ha sido confirmado por el jefe de la Cruz Roja local, Antoine Mbao Bogo, que ha lamentado la muerte de 16 personas "de forma atroz". "Hay actos de xenofobia en los que unas personas apuñalan a otras sólo porque pertenecen a otro grupo étnico", ha dicho a Reuters.

   Los enfrentamientos más violentos se han producido en el barrio de PK12, en la parte norte de Bangui. La capital centroafricana ha sido escenario de intensos combates en los últimos meses entre antiguos rebeldes de la coalición Séléka, de mayoría musulmana, y milicias 'antibalaka', principalmente cristianas, que se han cobrado más de 2.000 vidas, según la ONU.

   Varios testigos han acusado a las tropas francesas desplegadas en República Centroafricana de abatir a un hombre que estaba entre un grupo de personas que protestaban por la muerte de un musulmán en un campamento de desplazados. Un portavoz del Ejército francés ha reconocido que la fuerza gala, conocida como Sangaris, había abierto fuego pero ha dicho que los soldados habían sido atacados por hombres armados.

TOMA DE POSESIÓN

   Samba-Panza, alcaldesa de Bangui, fue designada como presidenta interina el lunes en sustitución de Michel Djotodia, un antiguo líder de Séléka que dimitió el 10 de enero en medio de fuertes presiones internacionales ante su incapacidad de controlar la violencia.

   En su primer discurso, ha calificado de "urgente" el restablecimiento del orden en todo el país y ha instado a los 'antibalaka' a actuar con "patriotismo" y "deponer las armas". "No se puede tolerar ese permanente desorden", ha recaldado Samba-Panza.

   En declaraciones al diario francés 'Le Parisien', Samba-Panza ha pedido más tropas extranjeras para calmar la violencia, que hasta ahora la presencia de 1.600 soldados franceses y otros 5.000 de la Unión Africana no ha conseguido controlar.

   El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, estaba entre los líderes regionales y representantes gubernamentales que han volado a Bangui para estar en la toma de posesión. "Ya hemos hecho un enorme esfuerzo. Nunca decimos nunca, pero ahora corresponde a la comunidad internacional movilizarse primero", ha defendido Fabius, respecto a la posibilidad de que París envíe más soldados.

   El ministro de Defensa de Francia, Jean-Yves Le Drian, ha reconocido en declaraciones a la cadena iTele que existe "un nivel increíble de odio" entre los distintos grupos centroafricanos. "Sin duda, subestimamos el nivel de odio, el deseo de venganza entre los miembros de Séléka y las milicias 'antibalaka'", ha añadido.

   El Banco Mundial ha anunciado el desembolso de 100 millones de dólares de fondos de emergencia para colaborar en la restitución de los servicios gubernamentales y proporcionar asistencia básica a la población afectada por los combates.

Para leer más