Ban Ki Moon critica a Rohani por la falta de libertad de expresión y la aplicación de la pena de muerte

Publicado 11/03/2014 20:58:16CET

GINEBRA, 11 Mar. (Reuters/EP) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha criticado este martes que el presidente iraní, Hasán Rohani, no ha cumplido las promesas realizadas durante su campaña electoral de permitir una mayor libertad de expresión en el país y ha alertado del aumento de ejecuciones desde su llegada al poder.

Ban Ki Moon ha hecho referencia en su discurso al informe realizado por la Comisión de Derechos Humanos, que alertó del uso continuado de la pena capital por parte de las autoridades iraníes.

El secretario general de la ONU ha demandado la liberación de activistas, abogados, periodistas y presos políticos que permanecen en prisión por hacer ejercicio de "sus derechos de libertad de expresión y asamblea".

"La nueva administración no ha hecho ninguna mejora significativa para promocionar y proteger la libertad de expresión y de opinión, pese a las promesas realizadas por el presidente durante su campaña y después de su toma de posesión", ha criticado Ban Ki Moon.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

El máximo responsable de la ONU también ha criticado que los medios de comunicación continúan enfrentándose a numerosas restricciones, "incluido su cierre", además de que numerosos iraníes que expresan una opinión contraria a la de las autoridades pueden ser arrestados y juzgados.

Sin embargo, Ban Ki Moon ha celebrado la liberación de 80 presos políticos desde el pasado mes de diciembre, incluido el abogado defensor de los Derechos Humanos Nasrin Sotoudeh, además de aceptar el regreso de numerosos estudiantes y profesores universitarios.

Pese a estas cifras, el secretario general del organismo internacional ha criticado que continúa existiendo un "gran número de prisioneros políticos". Por ello ha instado a Rohani a "considerar la liberación inmediata" de los líderes de la oposición y facilitar su acceso a una asistencia médica adecuada.

EJECUCIONES

Por otro lado, Ban Ki Moon ha alertado de que la mayoría de las ejecuciones realizadas en Irán tienen su origen en delitos relacionados con las drogas, aunque hay un gran número de prisioneros políticos y minorías étnicas entre los condenados.

El secretario general de la ONU ha recordado que, según cifras de la organización, el año pasado se ejecutaron entre 500 y 625 personas, incluidas 57 que murieron en público. Además, al menos 40 personas han sido ejecutadas durante el mes de enero.

"El nuevo Gobierno no ha cambiado su postura respecto a la aplicación de la pena de muerte y parece haber seguido la práctica de las administraciones anteriores, que utilizaron en gran medida la pena de muerte para combatir la delincuencia", ha afirmado Ban Ki Moon.

Para leer más