El barco de MSF y SOS Mediterranée rescata a unas 80 personas frente a las costas de Libia

Actualizado 09/08/2019 18:50:06 CET
Barco de rescate Ocean Viking
Barco de rescate Ocean Viking - TWITTER/@MSF_SEA

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Unos 80 migrantes y refugiados han sido rescatados este viernes frente a las costas de Libia por el 'Ocean Viking', el barco de Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée. El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ya ha advertido de que no permitirá que atraque en Italia.

Alarm Phone, que alerta de posibles naufragios en la zona, ha explicado en Twitter que el jueves por la noche recibieron una llamada de una embarcación en peligro con 80 personas, entre ellos cuatro niños. "Informamos a las autoridades y al 'Ocean Viking'", ha señalado.

Tras recibir este viernes por la mañana la ubicación exacta de la patera, el barco de MSF y SOS Mediterranée ha procedido al rescate. "Todos están seguros a bordo", han anunciado ambas organizaciones en sus redes sociales.

Sam Turner, coordinador general de MSF para Libia y las operaciones de rescate en el Mediterráneo Central, ha afirmado que "el rescate de hoy es una muestra más de la necesidad, hoy más que nunca, de barcos de búsqueda y rescate".

"El 'Ocean Viking' sólo llevaba en el área de búsqueda y rescate unas 10 horas cuando anoche recibimos una alerta de socorro a través de Alarm Phone, que está en contacto directo con los Centros de Coordinación de Rescate de Italia y Malta", ha detallado.

"Tenemos a bordo a 85 hombres, mujeres y niños vulnerables, el más pequeño de tan solo un año. Se encuentran sanos y salvos pero si no los hubiéramos encontrado esta mañana esto podría haberse convertido fácilmente en otro trágico naufragio", ha manifestado.

Así, Turner ha afirmado que el barco "no recibió respuesta" del Centro de Coordinación de Rescate de Libia "hasta mucho después del rescate", al tiempo que ha confirmado que las autoridades del país africano han ofrecido llevar a los rescatados a ese país, algo que ha descrito como "contrario al Derecho Internacional".

NO SERÁN DEVUELTOS A LIBIA

"Nunca devolveremos personas a Libia. Conocemos los horrores de los que huyen. La situación allí es tan desesperada que estas personas contemplan lanzarse al mar como la única opción para sobrevivir", ha subrayado.

"Nadie debería verse obligado a elegir entre arriesgar su vida en el mar o permanecer atrapado en un ciclo de abusos en Libia", ha manifestado Turner.

En este sentido, ha recalcado que "las peligrosas circunstancias en las que se encontró este barco y la respuesta de las autoridades libias, italianas o europeas, muestran cuán confundida es la situación en el mar y cómo los estados no están cumpliendo con su deber primordial de salvar vidas".

"Mientras Europa no aporte soluciones humanas y sostenibles, estas personas seguirán viéndose obligadas a emprender este viaje mortal. Nosotros no nos sentaremos a observar cómo se ahogan en el mar", ha remachado.

Salvini se ha pronunciado también a través de Twitter, para dejar claro que aplicará al 'Ocean Viking', "de bandera noruega", la misma política que a otros barcos de rescate de ONG. "Estoy listo para firmar la prohibición de entrada en aguas italianas", ha proclamado.

El Parlamento de Italia dio luz verde esta semana a un decreto que eleva hasta el millón de euros la multa para las ONG que ingresen sin permiso en aguas italianas.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) calcula que, en lo que va de año, más de 840 personas han perdido la vida en el Mediterráneo, entre ellas unas 576 que intentaban alcanzar las costas de Italia o Malta.

Contador