Publicado 15/11/2015 00:34CET

Bélgica sube a nivel 3 la alerta en actos deportivos y culturales tras la masacre de París

BRUSELAS, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejo nacional de seguridad de Bélgica ha elevado al nivel 3 la alerta en eventos deportivos y culturales que puedan concentrar aglomeraciones, lo que permitirá desplegar al Ejército para controlar su seguridad, según informan los medios belgas.

El primer ministro belga, Charles Michel, ha presidido una nueva reunión extraordinaria del consejo de seguridad nacional para tener en cuenta los informes del organismo que examina el nivel de amenaza (OCAM, por sus siglas en francés) y revisar al alza la alerta.

El nivel 3 de riesgo, que permite el despliegue del Ejército para garantizar la seguridad, se aplicará a eventos como conciertos o eventos deportivos, como el partido amistoso Bélgica-España que se jugará en Bruselas el próximo martes. La Federación belga de fútbol ha confirmado la celebración del encuentro, pero ha avisado de que no se permitirá a los aficionados entrar con mochilas.

La decisión del consejo nacional de seguridad se ha producido mientras se llevaban a cabo nuevas operaciones policiales en el barrio de Molenbeek (oeste de Bruselas), en donde al menos tres sospechosos vinculados a los atentados de París han sido detenidos en la tarde del sábado. Las autoridades también se han incautado de un vehículo.

Un vehículo oscuro localizado en las inmediaciones de la sala Bataclan, en donde se perpetró la mayor matanza, y que fue alquilado en una agencia con sede en Bruselas ha conducido la investigación hasta el distrito de Molenbeek.

Al menos uno de los detenidos en Bruselas estuvo el viernes en París, según ha informado el primer ministro belga en declaraciones a la cadena RTBF recogidas por Europa Press. El sospechoso fue identificado en la mañana del sábado en uno de los controles de la frontera francobelga que se han introducido tras los atentados.

MOLENBEEK, ESCENARIO DE INTERVENCIONES

Algunos medios locales indican que tres de los terroristas que asaltaron las calles de París la noche del viernes vivían en este barrio bruselense, aunque esta información no ha sido confirmada oficialmente.

Ya en enero de este año, Molenbeek fue escenario de intervenciones policiales contra el terrorismo en el marco de una operación que permitió desarticular una red yihadista que preparaba un atentado inminente en Bélgica. También el terrorista que fue detenido el pasado mes de agosto en un tren de alta velocidad Thalys en Bruselas procedía de este barrio.

El ministro de Justicia belga, Jan Jambon, ha anunciado en declaraciones a la cadena VTM que se iba a hacer cargo personalmente de la situación de este distrito, visto como foco del extremismo y de formación de futuros yihadistas. "Voy a limpiar Molenbeek", ha asegurado, para después sostener que "estamos en guerra" contra el grupo terrorista Estado Islámico.

Por otro lado, el ministro de Asuntos Exteriores, Didier Reynders, ha informado a través de su cuenta de Twitter de que el número de fallecidos de nacionalidad belga asciende a tres, tras identificarse a una nueva víctima.

Para leer más