Actualizado 10/06/2021 22:13 CET

Biden advierte a Johnson de que no arriesgue la paz en Irlanda del Norte a causa del Brexit

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, se reúnen en Cornualles antes de la cumbre del G7.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, se reúnen en Cornualles antes de la cumbre del G7. - Toby Melville/PA Wire/dpa

El primer ministro británico dice que Biden es "un soplo de aire fresco"

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha advertido al primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, de que no permita que la disputa sobre el comercio en el marco del Brexit afecte al proceso de paz en Irlanda del Norte, en una reunión que ambos líderes han mantenido en Cornualles previa a la cumbre del G7.

En una declaración conjunta, ambos líderes han reactivado su compromiso de "trabajar en estrecha colaboración" y "proteger el delicado equilibrio" para "hacer realidad la visión de reconciliación" presente en el Acuerdo del Viernes Santo.

"Liberar el tremendo potencial de Irlanda del Norte es una parte vital para salvaguardar la estabilidad creada por el Acuerdo, y Reino Unido y Estados Unidos continuarán trabajando juntos hacia ese objetivo compartido", señala el texto.

Por su parte, Johnson ha recalcado que hay "total armonía" entre Londres y Washington sobre la necesidad de resolver los problemas comerciales en Irlanda del Norte, en relación a los desacuerdos entre Reino Unido y la UE a raíz del Brexit y que hace unos meses provocaron violentas protestas en el territorio.

Estados Unidos participó estrechamente en la redacción del Acuerdo del Viernes Santo, con el senador estadounidense George Mitchell presidiendo las conversaciones que desembocaron en el acuerdo de paz.

Después de la reunión que han mantenido ambos, el primer ministro británico ha manifestado que el presidente Biden es "un soplo de aire fresco" y ha celebrado que desde Washington estén dispuestos a trabajar con ellos de manera conjunta en "muchas" cuestiones, que van desde la seguridad, la OTAN, o el cambio climático.

"Esto no es algo que se dice a la ligera, hemos reafirmado la relación especial entre nuestros pueblos y renovamos nuestros compromisos de defender los valores democráticos perdurables que comparten nuestras dos naciones", ha dicho Biden. 

El presidente de Estados Unidos ha informado de que la nueva Carta Atlántica aborda los "desafíos clave de este siglo", como "la seguridad cibernética, la tecnologías emergentes, la salud global, o el cambio climático".

Biden se encuentra en su primera visita en el extranjero desde que llegó a la Casa Blanca. La cumbre del G7 supone, además, la primera vez que estos líderes mundiales se reúnen en persona desde que comenzó la pandemia de COVID-19.

El estímulo del programa de vacunación contra la COVID-19 y el cambio climático ocupan un lugar destacado en la agenda de la cumbre, pero es probable que la disputa en curso entre Londres y Bruselas sobre los controles reguladores de los bienes que ingresan a Irlanda del Norte desde Reino Unido también centre algunas discusiones, según ha destacado la BBC.

Contador