18 de febrero de 2020
 

Bolsonaro se pregunta dónde están Macron y Thunberg ahora que Australia se consume en los incendios

Publicado 03/01/2020 6:41:47CET
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. - PRESIDENCIA DE BRASIL

BRASILIA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha aprovechado este jueves para atacar a su homólogo francés, Emmanuel Macron, y a la joven activista Greta Thunberg con motivo de los incendios que están asolando Australia, después de que haya anunciado que ayudará al Gobierno de aquel país en la lucha contra el fuego.

"Australia está ardiendo y Macron, ¿ha dicho algo? ¿Ha puesto en duda la soberanía de Australia? ¿Aquella niña pequeña ha dicho algo?", se ha preguntado con ironía el presidente brasileño.

"Lo poco que podamos hacer, lo vamos a poner a disposición de Australia", ha anunciado Bolsonaro en una retransmisión a través de su cuenta oficial de Facebook, la primera de 2020.

Bolsonaro se ha acordado de Macron durante la crisis de Australia, después de que el presidente francés haya sido uno de los mayores críticos contra el dirigente brasileño de extrema derecha a causa de los incendios que se produjeron el año pasado en el Amazonas.

Macron acusó a Bolsonaro de "apoyar proyectos nefastos" para el Amazonas, e incluso se mostró ambiguo a la hora de sellar los acuerdos comerciales que estaban desarrollándose conjuntamente entre la Unión Europea y el Mercosur, al que pertenece Brasil.

En cuanto a Thunberg, el resquemor con la "mocosa", según la ha calificado, viene también de unos meses atrás, cuando la joven activista por el medioambiente denunció que los indígenas brasileños estaban siendo perseguidos por defender el Amazonas.

Los incendios han asolado el sureste de Australia desde octubre. Más de 5,36 millones de hectáreas en todo el país han sido arrasadas y más de 1.400 casas destruidas. La cifra oficial de muertos actualmente es de 12 y ciudades como Canberra, la capital, se han convertido en las más contaminadas del mundo al tener que hacer frente a los altos niveles de humo que los incendios han provocado.