Bruselas no comenta la moción pero señala el apoyo de Juncker a May por su rol en un proceso "muy difícil"

Publicado 12/12/2018 13:08:54CET

BRUSELAS, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha dicho que no quiere pronunciarse sobre la moción de censura interna a la que se enfrentará la primera ministra británica, Theresa May, a última hora de este miércoles; si bien ha recordado el "apoyo" expresado en el pasado por el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, a la 'premier' por su papel en un proceso "muy difícil".

"La Comisión Europea no comenta los asuntos políticos internos en Reino Unido y mucho menos los del partido conservador, pero el presidente Juncker ha expresado en muchas ocasiones su apoyo a la primera ministra May y a su papel en la gestión de un proceso muy difícil", ha indicado en una rueda de prensa el portavoz de Juncker, Margaritis Schinas.

May viajó el martes a Bruselas para reunirse con Juncker y con el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, para trasladarles las reservas de los parlamentarios británicos al Tratado de Retirada y pedir a sus socios europeos aclaraciones legalmente vinculantes para superar esta oposición.

La red de seguridad ideada para evitar la vuelta a una frontera 'dura' entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte es uno de los puntos que más rechazo despierta entre los británicos, que ven en este instrumento el riesgo de que Reino Unido quede "atrapado" en la unión aduanera sin fecha límite.

Juncker escuchó "atentamente" a la primera ministra durante su encuentro, pero dejó que los "pasos a seguir" para atender a las demandas de Londres se discutan en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que tendrá lugar este jueves y viernes en la capital europea.

El bloque comunitario ya ha dejado claro que no piensa reabrir el acuerdo que fija las condiciones del divorcio de Reino Unido y la UE, pero tanto Tusk como Juncker han sugerido que hay disposición a buscar fórmulas alternativas para "ayudar" a la ratificación del Tratado.

Los embajadores de los Veintisiete tratan este asunto por primera vez en una reunión este miércoles para preparar la cumbre y será el momento para explorar de qué manera cumplir con esas aclaraciones, por ejemplo con algún tipo de declaración paralela al texto legal del acuerdo.