Bruselas recuerda a Trump que el objetivo del Fondo de Defensa de la UE es crear equipos y tecnologías "europeas"

Publicado 12/11/2018 13:36:09CET

BRUSELAS, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha recordado a la Administración estadounidense este lunes que el objetivo del Fondo Europeo de Defensa propuesto de 11.000 millones de euros para incentivar la investigación y desarrollo de capacidades de defensa entre los Estados miembro es contribuir al desarrollo de equipos y tecnologías "europeas" y habrá "condiciones muy estrictas" en todo caso para autorizar la participación de terceros países.

"El programa europeo ha sido definido de manera que el objetivo principal es evidentemente apoyar a la industria de defensa europea y crear equipos y tecnologías de investigación punteras europeas", ha defendido en rueda de prensa la portavoz de Industria de la Comisión, Lucía Caudet.

La portavoz ha recordado que han propuesto "condiciones muy estrictas para que una empresa o entidad de un tercer país puedan participar", en concreto "tres condiciones acumulativas muy difícil" de cumplir para las empresas terceras, entre ellas que "la propiedad intelectual debe quedarse en Europa".

Además de la exigencia de que "los resultados de la acción, incluido la propiedad intelectual, se queden con los beneficiarios dentro de la UE y no sean objeto de control o restricciones", la UE sólo autorizaría la participación de terceros si "no hay riesgo" para la "seguridad de suministro" especialmente y hay garantías de que "información clasificada y sensible no sea accesible para la entidad del país tercero".

La UE solo podrá financiar, según la propuesta sobre la mesa, proyectos en los que participen compañías de EEUU y China establecidas en la UE si cumplen estas condiciones, a fin de garantizar que su participación no pondrá en riesgo los intereses de seguridad de la Unión y sus Estados miembro.

Los Estados miembro siguen negociando en la actualidad los términos sobre la participación de terceros países, algo que se espera cerrar de antes de final de año.

La Administración de Trump ya ha expresado en el pasado sus reservas sobre los planes de la UE para reforzar la defensa europea y su base industrial y tecnológica en aras de lograr la autonomía estratégica de acción, es decir, dejar de depender de Washington.

El propio Trump calificó de "muy insultante" la propuesta del presidente francés, Emmanuel Macron, de crear un Ejército europeo para "protegerse de Estados Unidos, China y Rusia" y dejó claro que "quizá Europa debería pagar antes una cuota justa en la OTAN" a través de su Twitter apenas unas horas antes de participar en París en los actos de conmemoración del fin de la Primera Guerra Mundial.