Publicado 02/03/2019 03:58CET

Casi dos tercios de los israelíes creen que Netanyahu debería dimitir si resulta imputado, según una encuesta

Benjamin Netanyahu
REUTERS / POOL NEW - Archivo

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Dos tercios de los israelíes creen que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, debería dimitir si lo imputan por corrupción, según una encuesta realizada este viernes, un día después de que el fiscal general de Israel, Avichai Mendelblit, anunciara su intención de inculparlo.

Según una encuesta publicada por la emisora pública Kan ha señalado que el 36 por ciento de los israelíes creen que Netanyahu debería dimitir ahora. Otro 32 por ciento piensa que debería renunciar a su cargo si realmente es acusado después de que se celebre una audiencia judicial.

El 23 por ciento de los encuestados señaló que Netanyahu podría continuar siendo primer ministro incluso después de estar acusado formalmente porque la ley lo permite, y el 8 por ciento no se pronunció.

Los socios de la coalición del Gobierno que lidera el primer ministro de Israel han declarado este viernes su respaldo prácticamente unánime al mandatario ante su próxima imputación por fraude y soborno, entre otros cargos.

"Como hemos dicho desde el principio, existe una cosa llamada presunción de inocencia", ha declarado el partido Nueva Derecha de la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, "que existe tanto para el primer ministro como para cualquier otro ciudadano".

Netanyahu también ha recibido el respaldo de ultraortodoxos como el Shas y Torá Unida, así como de su ex ministro de Defensa y líder del ultraderechista Yisrael Beitenu, Avigdor Liberman.

"En el Estado de Israel, el único organismo autorizado para determinar si una persona es culpable o absuelta es el tribunal", ha declarado Lieberman en comentarios recogidos por el Yedioth Aharonoth.

"La presunción de inocencia está reservada para todas las personas, incluido el primer ministro. Presentar una acusación sujeta a una audiencia no es un juicio final", ha añadido antes de defender el derecho de Netanyahu a comparecer en las próximas elecciones legislativas de abril "como cualquier otro candidato".

La decisión del fiscal general de Israel, Avichai Mendelblit, fue anunciada tras cerca de tres años de investigaciones y supone la primera ocasión en la historia del país en la que un fiscal general anuncia la imputación de un primer ministro en ejercicio.

En su carta a Netanyahu, el fiscal general ha recalcado que "ha dañado la imagen del servicio público y la confianza pública en el mismo", según ha informado el diario israelí 'Haaretz'.

Netanyahu está siendo investigado en los conocidos como caso 1000, 2000 y 4000, en los que es sospechoso de aceptar regalos de empresarios a cambio de favores políticos, alcanzar un acuerdo con un medio para lograr una cobertura favorable a cambio de dañar a un diario de la competencia, y entregar concesiones a un empresario a cambio de una cobertura favorable en un portal de noticias.

Para leer más