Actualizado 04/07/2015 01:10 CET

Los cazas de la RAF enviados a Irak regresan sin encontrar sus objetivos

Un caza británico 'Tornado' en Chipre
STRINGER . / REUTERS

LONDRES, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los dos cazas 'Tornado' de la Fuerza Aérea británica (RAF) que partieron el sábado desde Chipre han regresado de Irak tras siete horas de misión sin haber podido localizar los objetivos del Estado Islámico que debían bombardear, según ha informado el Ministerio de Defensa británico.

Los cazas partieron de la base de Akrotiri equipados con bombas y misiles guiados por láser con el claro objetivo de lanzar un ataque, pero finalmente regresaron. El viaje sin embargo no fue infructuoso, según Defensa, ya que lograron "información de valor incalculable".

"Aunque en esta ocasión no fue identificado ningún objetivo para el ataque aéreo de nuestros aparatos, la información reunida por los sofisticados equipos de vigilancia de los 'Tornado' es de un valor incalculable", ha explicado el Ministerio, según recoge el diario 'The Guardian'.

La misión contra el Estado Islámico incluye además el envío de suministros a las autoridades kurdas, embarcadas en una ofensiva contra las milicias yihadistas en el norte de Irak.

APOYO POPULAR

Tras la aprobación de estos ataques el viernes en el Parlamento británico por 524 a 43 votos, este sábado se ha publicado una encuesta de la BBC que revela que el 62 por ciento apoya los bombardeos por "imperativo moral", mientras que el 38 rechazan estos ataques.

Por el momento, Reino Unido participa únicamente en la ofensiva contra el Estado Islámico en territorio iraquí, pero este mismo sábado el primer ministro David Cameron ha apuntado a la posibilidad de extender estos ataques a Siria.

"Apoyamos lo que los americanos y cinco países árabes están haciendo en Siria", ha afirmado en declaraciones a la BBC sobre el inicio de los bombardeos, el pasado martes. "Pero quiero llevar a los Comunes una propuesta de consenso para garantizar el apoyo de los dos partidos", ha indicado, en referencia al Partido Laborista, principal formación de la oposición.

Precisamente desde el Partido Laborista, su responsable de Defensa, Vernon Coaker, ha expresado sus reservas a una intervención en Siria. "No podemos dar un cheque en blanco al Gobierno", ha afirmado Coaker en Sky News.

"Apoyamos los bombardeos estadounidenses y de la coalición árabe en Siria. Lo que dijimos es que es una cuestión no de legalidad sino de legitimidad (...). Por eso es importante el camino de la ONU", ha argumentado.

Para leer más