China convoca al encargado de negocios de EEUU por el proyecto de ley sobre los uigures

Publicado 04/12/2019 17:54:47CET
El presidente de China, Xi Jinping
El presidente de China, Xi Jinping - Aristidis Vafeiadakis/ZUMA Wire/ DPA

PEKÍN, 4 Dic. (Xinhua/EP) -

El viceministro de Exteriores de China, Qin Gang, ha convocado este miércoles al encargado de negocios de Estados Unidos en Pekín, William Klein, para trasladarle una "fuerte protesta" por el proyecto de ley que sobre los uigures que se está tramitando en el Congreso norteamericano.

"La llamada Ley de Política de Derechos Humanos Uigur difama deliberadamente la situación de los Derechos Humanos en Xinjiang, denigra los esfuerzos de China contra la radicalización y el terrorismo, y ataca viciosamente las políticas del Gobierno chino sobre Xinjiang", ha dicho, por su parte, la portavoz de Exteriores, Hua Chunying.

Por todo ello, Hua ha considerado que el borrador "interfiere extremadamente en los asuntos internos de China", por lo que vulnera "las normas básicas que rigen las relaciones internacionales".

Además, ha insistido en que "los asuntos relacionados con Xinjiang no tienen que ver con los Derechos Humanos, las etnias o las religiones, sino con la lucha contra la violencia, el terrorismo y el separatismo".

Hua ha argumentado que Xinjiang ha pasado de ser una región azotada por este triple flagelo a no registrar ni un solo ataque en los últimos años, destacando así la eficacia de las políticas de Pekín en el lugar.

Así, ha instado a Estados Unidos a que "corrija sus errores de inmediato, evite la promulgación de este proyecto de ley y deje de usar los asuntos relacionados con Xinjiang para interferir en los asuntos internos de China". "China tomará más medidas de acuerdo con la evolución de la situación", ha apostillado.

El proyecto de ley fue aprobado el martes por la Cámara de Representantes en una versión más dura que la respaldada en septiembre por el Senado, por lo que ahora volverá a la cámara alta, donde, de ser ratificado, quedará aprobado a la espera de que el presidente estadounidense, Donald Trump, lo firme y promulgue.

El malestar de China obedece a que el proyecto de ley permitirá imponer sanciones individuales por la violaciones de los Derechos Humanos de los uigures, una minoría étnica de fe musulmana que se concentra en Xinjiang y que denuncia discriminación y persecución por parte de Pekín.

Expertos de la ONU denunciaron en 2018 que un millón de uigures estaban recluidos en centros de detención secretos. China ha confirmado la existencia de estas instalaciones pero ha aclarado que el ingreso es voluntario y que el objetivo es reeducar contra el extremismo.

Contador

Para leer más