Publicado 09/08/2016 20:37CET

Comienzan las negociaciones en Sudán tras la firma por parte de la oposición de una 'hoja de ruta' hacia la paz

JARTUM, 9 Ago. (Reuters/EP) -

Este martes han dado comienzo las conversaciones de paz en Sudán para intentar acordar un alto al fuego en las regiones del sur del país, después de que una coalición opositora haya firmado una 'hoja de ruta' como parte de una iniciativa para terminar con las hostilidades y alcanzar la reconciliación política en el país.

Desde que en 2011 Sudán del Sur se independizó de Sudán, ha habido numerosos enfrentamientos y combates entre el Ejército sudanés y varios grupos rebeldes de las regiones meridionales de Kordofán y Nilo Azul. Por otro lado, está el conflicto en Darfur, que comenzó varios años antes, en 2003, cuando tribus de la región se alzaron contra el Gobierno de Jartum.

La 'hoja de ruta' que han firmado las principales fuerzas de la oposición, y que ha contado con la participación de la Unión Africana, es el primer acercamiento que han tenido los grupos rebeldes al Gobierno desde que los combates se reanudaron en 2011.

La agenda firmada por los grupos opositores explica con detalle el proceso a seguir para lograr un alto al fuego permanente, a la vez que promueve el dialogo a nivel nacional entre el Gobierno y los opositores más radicales. Por otro lado, también incluye varias cláusulas sobre la grave crisis humanitaria que se vive en el sur del país y la necesidad de recibir asistencia de la población civil en la zona.

A pesar de que la violencia ha disminuido notablemente en los últimos años, la insurgencia ha continuado su actividad de forma intermitente. Más de 130.000 personas han tenido que huir de los combates en Jebel Marra, un área situada en le centro de Darfur, desde el pasado enero.

FIRMA CON CONDICIONES

El Gobierno sudanés ya firmó el acuerdo previo propuesto por la Unión Africana el pasado marzo. Sin embargo, los grupos opositores, muchos de los cuales exigen la dimisión del presidente sudanés, Omar Hasán al Bashir, se negaron en ese momento a suscribir el acuerdo.

"Firmamos ayer en Adis Abeba después de que el intermediario de la Unión Africana nos asegurase que incluirá nuestras demandas en el documento", ha declarado este martes el portavoz de Movimiento por la Justicia y la Igualdad (JEM), Jibril Bilal.

"La firma de esta nueva 'hoja de ruta' es un paso muy positivo, pero aún nos falta la parte más complicada, que vendrá con las conversaciones sobre el posible alto el fuego y una solución política", ha añadido Bilal. "Estamos dispuestos a alcanzar las soluciones políticas que sean necesarias para el país, pero depende directamente de la voluntad y el deseo que haya desde el otro lado, desde el Gobierno, de lograr una solución pacífica", ha concluido.

Entre los firmantes de la nueva agenda están la inmensa mayoría de los grupos rebeldes más prominentes del sur del país, desde el JEM hasta el partido Umma, el más grande de la oposición. Sin embargo, el principal grupo rebelde en Darfur, el movimiento de Liberación de Sudán, no ha querido firmar ni participar en las negociaciones.

"Aplaudimos la iniciativa de la oposición de firmar la 'hoja de ruta' hacia la paz, y hoy, el Gobierno dará comienzo a las negociaciones con los rebeldes armados sobre un posible alto al fuego. Somos muy optimistas al respecto, es muy importante que se logre un alto al fuego para parar la guerra", ha declarado el portavoz del Gobierno, Ahmed Bilal.