Publicado 03/03/2021 13:05CET

Los contagios siguen creciendo en República Checa, que registra un récord de enfermos hospitalizados

Personas con mascarilla en Praga, República Checa
Personas con mascarilla en Praga, República Checa - GABRIEL KUCHTA/GETTY IMAGES

PRAGA, 3 Mar. (DPA/EP) -

Los hospitales de República Checa acumulan ya una cifra de enfermos de COVID-19 sin precedentes en toda la pandemia, derivada de un repunte de los contagios que h empujado al país a datos diarios de casos que no registraba desde principios del mes de enero.

Las autoridades sanitarias han informado este miércoles de 16.642 nuevos casos, mientras que la cifra total de positivos se acerca ya a los 1,3 millones. La tasa de incidencia a siete días se ha disparado por encima de los 780 positivos pro cada 100.000 habitantes.

Al menos 20.941 personas han fallecido desde el inicio de la pandemia, mientras que 8.162 pacientes están ingresados en hospitales, según los datos del Ministerio de Sanidad. De los enfermos ingresados, 1.660 corresponden a pacientes necesitados de respiración asistida.

La presión hospitalaria ha llegado a tal punto en la región de Pardubice, en la zona de Bohemia, que las autoridades han activado un plan de emergencia, mientras que se ha iniciado un ensayo de pruebas con el antiparasitario Ivermectin en el hospital universitario de Brno.

"No podemos esperar a los ensayos clínicos. Vamos a intentar esto", ha justificado el primer ministro, Andrej Babis, al defender el reparto de 10.000 paquetes de la medicina.

Para leer más