Actualizado 29/10/2020 18:03 CET

Conte apela a la unidad en Italia, que suma otro récord de 26.800 contagios

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte - Roberto Monaldo/LaPresse via ZUM / DPA

Surgen especulaciones sobre una posible crisis de gobierno y vuelve a emerger el nombre de Draghi como primer ministro

ROMA, 29 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, ha reconocido este jueves la gravedad de la situación en el país ante la rápida propagación del coronavirus y, además de defender las medidas adoptadas por su Gobierno para frenar los contagios, ha apelado a la unidad. Entretanto, en el último día se han sumado otros 26.800 casos más, nuevo récord.

Este es "verdaderamente el momento de permanecer unidos, sobre todo por el sufrimiento económico, los problemas psicológicos, la rabia y la angustia de tantos conciudadanos", ha reivindicado el primer ministro durante su comparecencia ante la Cámara de Diputados para explicar el último paquete de medidas aprobado el pasado fin de semana.

El Gobierno no ha actuado conforme a "criterios arbitrarios" sino basándose "evidencias científicas" a la hora de decretar, entre otras cosas, el cierre de bares y restaurantes desde las 18.00 horas así como la clausura total de otros espacios de ocio como cines, teatros o gimnasios.

Hubo que adoptar medidas urgentes, ha sostenido Conte, por la "repentina" propagación del virus y se hizo tras consultas entre los miembros de la coalición de Gobierno pero también con el comité técnico-científico que le asesora y las regiones.

El primer ministro ha subrayado que la "curva epidemiológica está en rápido crecimiento" y actualmente el índice R de contagios en Italia es de 1,5, es decir, cada caso positivo contagia a más de una persona. "El número de positivos ha aumentado de forma preocupante y es difícil trazar las cadenas de transmisión, como está ocurriendo en muchos países europeos", ha reconocido.

Además, ha hecho hincapié en la "fuerte presión" que el aumento de los contagios está teniendo en el sistema de salud, tanto en el área médica como en cuidados intensivos. Por ello, ha añadido, había que actuar con medidas restrictivas para "mitigar y aliviar la carga" en el sistema sanitario.

ITALIA REBASA LOS 600.000 CASOS

Italia ha sumado en el último día otros 26.831 positivos entre los más de 200.000 test efectuados, una cifra récord, así como otras 217 víctimas mortales. Los datos son peores que los de la víspera, cuando hubo 24.991 casos y 205 fallecidos. Con ello, la pandemia deja hasta la fecha 616.595 casos y 38.122 víctimas mortales.

En los hospitales italianos hay ingresados 15.964 personas con COVID-19, otras 983 más que el miércoles, mientras que en la UCI hay ya 1.651 pacientes, otros 115 más. En total, hay casi 300.000 casos activos en todo el país en la actualidad, mientras que 279.282 han conseguido superar la enfermedad, con otras 3.878 que han recibido el alta en el último día.

Según un sondeo de Emg Acqua para la agencia Adnkronos, el 49 por ciento de los italianos se muestra contrario a las últimas medidas adoptadas por el Gobierno, puesto que afectan en general a las actividades de tiempo libre, frentte al 44 por ciento que las apoyan y el 7 por ciento que no responde. El rechazo aumenta hasta el 57 por ciento entre quienes tienen entre 35 y 54 años.

¿CRISIS DE GOBIERNO?

Entretanto, se ha comenzado a especular con una posible crisis de gobierno ante el cariz que está tomando la pandemia. Fuentes parlamentarias de la mayoría gubernamental han reconocido a la agencia Adnkronos que el Gobierno de coalición está "en una encrucijada".

Según estas fuentes, si en las próximas semanas no hay una remodelación en el gabinete --"un Conte 3" tras el primer gobierno en coalición entre el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga y el actual entre el M5S y el Partido Democrático-- "la vía es la de un gobierno" dirigido por Mario Draghi, antiguo presidente del BCE.

No es la primera vez desde el estallido de la pandemia que en Italia se especula con un gobierno de unidad de algún tipo con una personalidad de consenso al frente, entre las que Draghi ha figurado en todas las quinielas.

En los últimos meses, han sido varios los encontronazos protagonizados por los ministros de los partidos de la coalición. Este mismo jueves, el líder del PD en el Senado, Andrea Marcucci, ha planteado explícitamente a Conte si consideraba "adecuados" a algunos de los miembros de su gabinete, si bien el líder del partido, Nicola Zingaretti, se ha desmarcado de estas afirmaciones.

"El apoyo del Partido Democrático a este Gobierno y a sus ministros es pleno y total. No está en discusión", ha recalcado Zingaretti, asegurando que dicha posición ha sido respaldada "por unanimidad" por la dirección nacional del partido, según informa el diario 'La Repubblica'.

Para leer más