Los desplazados en Irak, en su mínimo desde el éxodo provocado por Estado Islámico en 2014

Campo de desplazados de Amriyat al Faluya, en Anbar
REUTERS / KHALID AL MOUSILY - Archivo
Publicado 05/09/2018 9:01:37CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Algo menos de dos millones de iraquíes continúan desplazados de sus hogares, lo que constituye la cifra más baja de desplazamientos desde noviembre de 2014, en pleno éxodo en el país por la ofensiva del grupo terrorista Estado Islámico, según los datos publicados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En total, unos cuatro millones de iraquíes han podido regresar a sus lugares de origen, lo que sitúa la cifra de desplazados en 1.931.868, la cifra más baja desde noviembre de 2014 y la primera vez que está por debajo de los dos millones desde que la OIM comenzó a elaborar sus informes periódicos en la materia.

Desde que en enero de 2014 Estado Islámico iniciara su ofensiva para hacerse con el control del país provocando la reacción de las fuerzas de seguridad iraquíes, 6 millones de iraquíes se han visto desplazados, lo que equivale al 15 por ciento de la población del país.

A raíz de que el primer ministro, Haider al Abadi, declarara el fin de la campaña para derrotar a Estado Islámico el pasado diciembre, el retorno de los iraquíes se aceleró si bien, según la OIM, el ritmo al que se está produciendo ahora es inferior al registrado en 2017, a medida que los territorios eran liberados.

El mayor número de retornos se ha producido en la provincia de Nínive, a la que han regresado 1,49 millones, seguida de Anbar, con 1,27 millones, mientras que otros 553.000 iraquíes han retornado a Saladino. Además, otros 77.000 han regresado a sus casas en Bagdad, la capital.

Según la OIM, el 97 por ciento de los retornados han conseguido regresar a sus propias viviendas, mientras que el 2 por ciento han tenido que buscarse otras casas y el 1 por ciento restante --unas 19.000 personas-- han buscado refugio en edificios religiosos, escuelas y edificios abandonados.

En cuanto a quienes continúan desplazados, Nínive es la provincia con una mayor cantidad (602.000), seguida por Dahuk (349.000), Erbil (217.000), Saladino (169.000), Suleimaniya (151.000) y Kirkuk (124.000). Del total de desplazados, 1,2 millones viven en residencias privadas, 574.000 en campamentos y 176.000 en refugios improvisados.

La coordinadora humanitaria de la ONU en Irak, Marta Ruedas, ha subrayado que los datos aportados por la OIM son "críticos para planificar la asistencia humanitaria" y los datos sobre los retornos serán "esenciales para esta siguiente fase en nuestro apoyo para la recuperación y la reinserción".

Por su parte, el jefe de la misión de la OIM en Irak, Gerard Waite, ha recordado que "cientos de miles de familias iraquíes siguen desplazadas y se enfrentan con obstáculos significativos para regresar". "Tanto los desplazados como los retornados son a menudo vulnerables y necesitan asistencia humanitaria para recuperar sus medios de vida y apoyar a sus familias", ha subrayado.

Según los datos de la OIM, quienes han regresado a sus lugares de origen han citado como argumentos la mejora de la situación de seguridad, más viviendas disponibles, incentivos por parte de los líderes comunitarios y apoyo de familiares y amigos. En cuanto a los obstáculos a los que se han enfrentado, han citado la destrucción de viviendas e infraestructuras públicas, la falta de medios financieros y oportunidades de empleo y la falta de seguridad.