Detenido el antiguo jefe de la Policía de Argelia Abdelghani Hamel por presunta corrupción

Publicado 05/07/2019 15:41:07CET
Manifestante con una bandera en Argelia
Manifestante con una bandera en ArgeliaFarouk Batiche/dpa - Archivo

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El antiguo jefe de la Policía de Argelia Abdelghani Hamel ha sido detenido este viernes por supuesta corrupción después de comparecer ante un tribunal de Sidi M'Hamed, según ha informado la cadena de televisión local ENTV.

Un total de nueve personas --entre ellas Hamel y varios de sus familiares-- comparecieron ante el tribunal en el marco de un caso de presunto desvío de fondos. Junto a él han sido detenidos su esposa y dos de sus hijos, tal y como ha recogido el diario 'Tout sur l'Algerie'.

Las autoridades han detenido e imputado a decenas de antiguos altos cargos del país desde la salida del poder en abril de Abdelaziz Buteflika, incluidos los ex primeros ministros Ahmed Uyahia y Abdelmalek Sellal.

Hamel fue cesado en junio de 2018 por Buteflika en el marco de una purga generalizada de altos mandos de las fuerzas de seguridad. Hasta entonces estaba considerado como un posible sucesor del mandatario.

La prensa local atribuyó los cambios a una pugna interna por el poder de cara a las elecciones de 2019, desencadenante de la crisis política en el país después de que Buteflika anunciara su intención de presentarse a un quinto mandato.

El anuncio de Buteflika provocó masivas manifestaciones contra su intención de ser reelegido, a pesar de que el infarto que sufrió en 2013 le dejó incapacitado y sin ejercer sus funciones públicas.

Las protestas han continuado desde entonces y hoy se cumple el vigésimo viernes de movilizaciones. Los manifestantes exigen la salida del poder del presidente interino, Abdelkader Bensalá, y del primer ministro, Nurredín Bedui.

El propio Bensalá anunció el miércoles la apertura de un proceso de diálogo en el que no participará el Ejército para acordar la manera de celebrar elecciones presidenciales en el país.

El mandato del presidente interino expira el 7 de julio, momento en el que el país caerá en un vacío constitucional, sin que por ahora se haya fijado la fecha para los comicios.

El Consejo Constitucional, máximo órgano judicial argelino, anunció que las presidenciales no podrían celebrarse en la fecha prevista, el 4 de julio, tras rechazar las dos candidaturas presentadas en el plazo fijado.

Días después, Bensalá dijo que "esta situación" le "obliga" a "seguir asumiendo el cargo de jefe de Estado hasta la elección del presidente de la República", en medio de las protestas contra él y el primer ministro, Nurredín Bedui.

El artículo 102 de la Carta Magna estipula que el mandato del presidente interino --en este caso Bensalá, quien era presidente del Senado antes de su nombramiento como jefe de Estado-- no puede superar los 90 días, fecha que se cumplirá el 7 de julio.

El jefe del Ejército, Gaid Salá, que abogó por la inhabilitación del expresidente Abdelaziz Buteflika, contemplada por la Constitución, ha apostado por celebrar elecciones "cuanto antes", pero no ha reclamado la salida del poder de Bensalá en dicha fecha.

Contador

Para leer más