Publicado 16/09/2022 11:58

Detenido un hombre armado en Líbano tras irrumpir en un banco para exigir la entrega de sus ahorros

Un policía de Líbano entra en un banco a través de un agujero en una pared de cristal tras una toma de rehenes para exigir la entrega de ahorros ante las restricciones por la crisis
Un policía de Líbano entra en un banco a través de un agujero en una pared de cristal tras una toma de rehenes para exigir la entrega de ahorros ante las restricciones por la crisis - Marwan Naamani/dpa

El suceso es el tercero de este tipo en tres días, en medio de acciones "coordinadas", según activistas

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad han detenido este viernes a un hombre armado después de que irrumpiera en un banco en la localidad libanesa de Ghazié, en el sur del país, para exigir a la entidad que le entregara parte de sus ahorros, tras varios incidentes similares en los últimos anteriores ante el malestar de la población por la crisis económica y las restricciones a la retirada de fondos.

El hombre, identificado como Mohamed Korkomaz, ha entrado armado y con combustible a una sucursal del Byblos Bank en la localidad y ha logrado sacar parte de sus ahorros antes de ser detenido. Asimismo, Korkomaz ha podido dar el dinero a un familiar que estaba en la salida de la sucursal antes de ser trasladado por las fuerzas de seguridad, según ha informado el diario libanés 'L'Orient le Jour'.

El suceso llega dos días después de dos tomas de rehenes casi simultáneas en la capital, Beirut, y Aley, unas acciones que fueron "coordinadas" por asociaciones de defensa de los derechos de los clientes, según el abogado y activista Rami Ollaik. En respuesta, la Asociación de Bancos de Líbano ha anunciado que las entidades adoptarán "medidas de seguridad preventivas".

Los bancos libaneses han impuesto desde 2019 duras restricciones a la retirada de divisas extranjeras ante la grave crisis económica en el país, lo que ha provocado sobre el papel un impedimento para que muchas personas puedan retirar sus ahorros, en un momento en el que cerca de tres cuartas partes de la población han caído por debajo del límite de la pobreza.

El país se encuentra sumido en una grave crisis desde hace años, situación ahondada por las explosiones de agosto de 2020 en el puerto de la capital, Beirut, la pandemia de coronavirus y la situación a nivel político, con unas tensiones que han tenido paralizado el Gobierno durante meses. Además, la libra libanesa se ha desplomado durante los últimos meses, lo que llevó al Banco Mundial a afirmar en junio de 2021 que la crisis es una de las peores registradas a nivel mundial desde mediados del siglo XIX.

Contador

Más información