Actualizado 17/08/2020 21:48:49 +00:00 CET

El director del Servicio Postal testificará la próxima semana ante el Congreso de EEUU

Imagen de archivo de la oficina del Servicio Postal estadounidense.
Imagen de archivo de la oficina del Servicio Postal estadounidense. - Terry Pierson/Orange County Regi / DPA

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director del Servicio Postal de Estados Unidos, Louis DeJoy, ha accedido este lunes a testificar ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos la próxima semana.

En lo que podría convertirse en una polémica vista, los demócratas tienen previsto interrogar a DeJoy acerca de su gestión del Servicio Postal de cara a las elecciones presidenciales, que se celebrarán en noviembre.

En un comunicado, la diputada Carolyn Maloney ha defendido que "el pueblo estadounidense quiere que su correo, sus medicinas y sus papeletas sean entregadas a tiempo y de forma correcta".

En lo que supone una clara alusión a las palabras del presidente, Donald Trump, que se ha mostrado contrario a financiar el servicio, ha insistido en que la población "no quiere cambios drásticos ni retrasos en mitad de una pandemia y a tan solo unos meses de los comicios".

Los demócratas han acusado a DeJoy, nombrado recientemente por Trump, de poner en marcha una serie de cambios operacionales para ralentizar el servicio y apoyar así indirectamente los supuestos esfuerzos del presidente para socavar las capacidades del Servicio Postal antes de las elecciones.

La Cámara de Representantes tiene previsto someter el sábado a votación un proyecto de ley que impide al Servicio Postal introducir cambios en su forma de trabajar antes de la celebración de los comicios. Según los demócratas los cambios organizativos en el Servicio Postal están "ralentizando el servicio y poniendo en peligro la integridad de las elecciones".

Por su parte, los diputados Hakeem Jeffries y Ted Lieu, han pedido al FBI que investigue si DeJoy ha cometido algún delito al respecto. "Hay indicios de que hacer más difícil el voto por correo podría ser una de las motivaciones de los cambios que quiere introducir ahora el Servicio Postal", han manifestado.

El correo postal se ha convertido en un asunto crucial para las presidenciales dado que muchos estadounidenses tienen previsto votar desde casa para evitar contactos a causa del coronavirus. Sin embargo, el Servicio Postal ha advertido de que las papeletas podrían llegar demasiado tarde para su recuento.

Trump, por su parte, ha desacreditado el voto por correo y ha insistido en que este puede dar cabida al fraude y la injerencia extranjera, si bien no hay pruebas que apoyen estas ideas.

Para leer más