Publicado 28/06/2015 13:43CET

Dos muertos en una nueva jornada de violencia e Burundi la víspera de las elecciones legislativas

BUYUMBURA, 28 Jun. (Reuters/EP) -

Al menos dos personas han muerto en una nueva noche de violencia en Buyumbura, la capital de Burundi, cuando falta un día para la celebración de las elecciones legislativas a pesar de los llamamientos a la abstención de la oposición.

Familiares y amigos de los fallecidos han informado de estas muertes. La primera se produjo cuando un policía disparó contra un estudiante universitario en el barrio de Jabe cuando la víctima regresaba a su casa después de visitar a su familia, ha explicado su hermano, identificado solo como Alexis por miedo.

"Un policía le disparó desde cerca. El mismo policía había atacado a Patrick con una bayoneta", ha afirmado Alexis en declaraciones a Reuters.

Otro hombre murió también en Jabe en un posible ataque con granada, según ha informado un amigo suyo. "Alguien le llamó anoche durante los tiroteos. Salió y ha vuelto. Pedimos al Gobierno que acabe con esto", ha relatado su amigo, identificado solo como Ibrahim también por miedo.

Un testigo de Reuters ha informado de varias potentes explosiones durante la noche en distintos puntso de la ciudad. Las explosiones iban frecuentemente acompañadas de disparos.

Decenas de personas han muerto por la violencia política desatada a finales de abril en respuesta a la intención del presidente Pierre Nkurunziza de volverse a presentar como candidato a las elecciones presidenciales del 15 de julio. La oposición cree que esta candidatura sería inconstitucional e incumpliría además el acuerdo de paz de 2005 que puso fin a la guerra civil.

CANDIDATURA DE NKURUNZIZA

Las protestas estallaron en Burundi a finales de abril en respuesta a la decisión del presidente Pierre Nkurunziza de volverse a presentar como candidato para las próximas elecciones, algo que las voces críticas califican como una violación de la Constitución.

Las juventudes del partido de Nkurunziza, CNDD-FDD, conocidas como Imbonerakure, han sido acusadas de ser responsables de parte de la violencia que ha sufrido Burundi durante las últimas semanas.

Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), casi 127.000 personas han huido de Burundi hacia Tanzania, República Democrática del Congo y también hacia Ruanda, país con el que comparten una mezcla étnica similar y que sufrió un genocidio en 1994 en el que 800.000 personas fueron asesinadas.

Para leer más