EEUU aprueba el envío de un buque de asalto anfibio y una batería antiaérea a Oriente Próximo

EEUU.- Una investigación del Pentágono dice que Shanahan cumplió las normas éticas y no actuó para favorecer a Boeing
REUTERS / KEVIN LAMARQUE - Archivo
Publicado 11/05/2019 0:23:28CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este viernes que ha aprobado el envío de un buque de asalto anfibio y una batería antiaérea 'Patriot' a Oriente Próximo, en medio del incremento de las tensiones con Irán.

El Departamento de Defensa ha detallado en un comunicado que el 'USS Arlington' y la batería antimisiles serán enviadas al Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM) como parte de su "petición" para recibir refuerzos, formulada esta misma semana.

Así, ha resaltado que estos "activos" se unirán al 'USS Abraham Lincoln' y a los bombardeos desplegados en Oriente Próximo "en respuesta a las indicaciones de una incrementada disposición iraní para llevar a cabo operaciones ofensivas contra fuerzas e intereses de Estados Unidos".

"El Departamento de Defensa sigue vigilando de cerca las actividades del régimen iraní, su Ejército y sus agentes. Debido a seguridad operativa, no discutiremos los cronogramas o localización de las fuerzas", ha manifestado.

Por último, ha recalcado que "Estados Unidos no busca un conflicto con Irán", si bien ha advertido de que "está posicionado y preparado para defender a las fuerzas e intereses estadounidenses en la región".

El 'USS Arlington' es un buque de clase San Antonio que transporta marines, vehículos anfibios, lanchas de desembarco y aeronaves, al tiempo que tiene capacidad de apoyar asaltos anfibios, operaciones especiales y misiones expedicionarias.

El domingo, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, informó del despliegue del 'USS Abraham Lincoln' y varios bombarderos en Oriente Próximo. El despliegue fue confirmado el lunes por el secretario interino de Defensa de Estados Unidos, Patrick Shanahan.

En respuesta, el portavoz del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, Keivan Josravi, destacó el martes que el portaaviones "llegó al mar Mediterráneo hace 21 días", por lo que dijo que las palabras de Bolton suponen "un uso torpe de una agotada forma de guerra psicológica".

Las tensiones han aumentado coincidiendo con el primer aniversario del abandono del pacto nuclear por parte de Estados Unidos, una decisión adoptada por Trump por considerar que Irán no estaba cumpliendo sus compromisos y que debe detener el desarrollo de su programa de misiles y abandonar su influencia en conflictos de la región de Oriente Próximo.

Desde la salida del acuerdo, el Gobierno estadounidense ha reactivado las sanciones contra la República Islámica y ha ordenado a países de todo el mundo que dejen de comprar petróleo iraní o afrontarán sanciones por esas compras.

Los inspectores de Naciones Unidas han afirmado que Irán ha seguido cumpliendo con el acuerdo nuclear desde la retirada unilateral del pacto por parte de Estados Unidos.

Los países europeos firmantes del pacto, que se opusieron a la salida de Estados Unidos, han estado intentando mantener a flote el acuerdo y han tratado de impulsar medidas para rebajar el impacto económico de las sanciones estadounidenses contra la República Islámica.

En este contexto, el presidente de Irán, Hasán Rohani, anunció el miércoles que Teherán retomará las actividades de enriquecimiento de uranio de alto nivel si el resto de países firmantes del acuerdo no cumplen en el plazo de 60 días su promesa de proteger los sectores petrolero y bancario de Irán frente a las sanciones estadounidenses.

Contador

Para leer más